viernes, febrero 05, 2016

Dilemas ideológicos en la Organización Scout: Hermandad vrs. ONG


La Hermandad

                En una definición amplia podría entenderse que la “Hermandad” se caracteriza por relaciones de afecto y solidaridad que existe en un grupo de personas, siendo la amistad aquello que permite soportar y alojar la diferencia entre ellas. Se constituye de diversa manera… a veces con los pibes del barrio, compañeros de aventura de todos los días; otras a partir de una actividad deportiva o escolar donde el grupo empieza a incidir de manera importante en la vida de las personas y sus relaciones. El concepto de Hermandad implica proximidad entendiendo a esta última como “simpatía”, aquello que más allá de la distancia nos permite “resonar con otros”.  En las hermandades  la  institucionalización es mínima  lo que implica escasa estructura formal y un predominio de los ritos mínimos que instituyen infancia, valores, camaradería.

                En la hermandad nos encontramos en el mundo de las políticas en plural, que se diferencia de La Política en singular. Las políticas en virtud de la proximidad se generan por simpatía, que es lo que permite resonar con el otro, aquello que le sucede, lo que necesita, esto último a veces desde una perspectiva organizacional provoca espanto ya que si un miembro de la fratría tiene algún problema personal la colecta o utilización de fondos que se juntaban para otra cosa suele cambiar su destino hacia la ayuda de quien está en ese mal momento, algo que sucede en virtud de lo “familiar”.

                El lado siniestro de la hermandad se resume en la historia de Abel y Caín… de la misma manera que el amor da cohesión a la fratría los vínculos entre los hermanos pueden virar hacia el odio y el deseo fratricida y es allí donde encontramos el impulso a desterrar a quien siendo familiar se vuelve extraño para el grupo.  Una de las variantes siniestras que brindan cohesión a una fratría es la construcción de un enemigo o rival externo que en tanto más imaginario más efectos persecutorios genera otorgando mayor cohesión al grupo. Si el “enemigo” es el distrito que quiere “perjudicar” al grupo  a partir de normativas, o la comunidad patrocinarte que solo quiere usar a los jóvenes… o el grupo de padres, etc. la estructura paranoica está armada impidiéndole a la fratría pensar qué es lo que está pasando ¿para qué si ya tienen una certeza como respuesta? el Otro es malo y quiere hacernos daño

                Es común observar en la fratría la más variada gama de pasiones, desde aquel disfrute incomprensible por el observador externo como pueden ser los bailes y las largas ceremonias de cierre de campamento; hasta las reacciones más viscerales de enfrentamiento interpersonal entre sus miembros. En la fraternidad las “medias tintas” suelen ser complicadas, o se es parte de la misma o el destino es la segregacion y a veces se produce desde el un fundamentalismo que convierte al pacto (Ley scout) en un imperativo categórico cuyo resultado es la acusación y la segregación del otro para que la “turba” (sea el grupo o la asamblea)  se encienda y expíe sus propias responsabilidades y culpas en el acusado cuyo destino será el destierro o la expulsión.

No podemos dejar de tener en cuenta que generalmente las pasiones se encuentran reguladas con los beneficiarios y no se incluye a niños y jóvenes en los conflictos que del grupo de adultos; pero a veces las pasiones son dominantes y el dirigente no ocupa la posición esperada, haciendo participar a los jóvenes de la conflictiva interna del grupo (o externa, sea con el nivel asociativo que contiene al grupo, o con otros grupos de la comunidad).

Para finalizar algo que a todos seguramente habrá sucedido: la fratría en su máxima expresión positiva hace que una persona que se encuentra con otra y al presentarse como “scout” entre inmediatamente en simpatía y confianza… la “Hermandad Mundial” es ser parte de una comunidad que incluye y excede los límites del propio grupo.

La ONG

                En un primer momento la constitución de una ONG brinda anclaje legal a una forma necesaria especialmente cuando se trata de bienes de una comunidad.  El marco legal a su vez exige regular aquello que al momento del conflicto suele ser desregulada y excesiva, la conducta de los miembros de una comunidad al momento de ser atravesada por distintas pasiones. Podría resumirse que la ONG aporta: (1) Estabilidad en el manejo de los bienes de la comunidad y todo aquello que tiene que ver con lo económico, enmarcándolo y preservadolo (2) Que las relaciones humanas se encuentren atravesadas por un modo de organización que intente regular y dar marco legal a las interacciones y ejercicio del poder entre los miembros… Ustedes dirán ¡Pero es mucho más complejo! … la respuesta sencilla… en la constitución de una ONG se trata de un proceso de institucionalización mínimo que brinde estabilidad a las relaciones,  todo lo demás es un agregado que conviene estar advertido sobre sus orígenes y sobre sus consecuencias sobre las comunidades.

Si en las fraternidades se construyen las políticas en plural, en las Organizaciónes se tratará de  La Política como Universal,  por ende podría definirse como el espacio político ideológico por excelencia en tanto quienes ocupen los lugares de poder estatuidos decidirán sobre los Objetivos, Programas y la Formación que no son ni más ni menos que aquello que se repetirá insistentemente en el cuerpo asociativo, de “arriba hacia abajo”. De esta insistencia repetitiva  dependerá la alienación de los miembros que deben incorporar el discurso como propio, a la manera de Verdad Religiosa,  convirtiéndose ellos mismos en herramientas al generar nuevas repeticiones en otros. Podremos considerar sin equivocarnos que el común de los dirigentes en sus comunidades repetirá sábado a sábado, sin conciencia, la ideología institucional en juego y ante las preguntas a la “Organización” sobre por qué no funciona lo que hacen, la respuesta especializada siempre será "hace falta capacitarse más”. Y si se discute fundadamente el marco teórico-politico elegido (La educación en estos niveles asociativos siempre se sostiene en una teoría política determinada) el destino es la “segregación civilizada” que disimula las pasiones a partir del uso de las normas… por ejemplo “si no afilio a tal persona, no tiene derechos asociativos.

En las Organizaciones Grandes como los Scouts desde el segundo nivel en adelante (distrito- nación) se construye una realidad aparte donde todo puede suceder, con la desventaja de que al disminuir el potencial comunitario las acciones contra los otros pueden ser mas complicadas. Esta verdadera “Organización paralela” que surge como modo de Organización de los grupos asume cada vez mayor poder de coerción sobre los mismos produciendose el efecto de inversión de los fines, si la organización se funda para el servicio de los grupos sucede que los grupos terminan estando al servicio de la Organización produciéndose el malestar lógico en las distintas áreas.


En la próxima entrega, seguiremos abordando los dilemas ideologicos de las instituciones

No hay comentarios.: