lunes, abril 29, 2019

Escultismo e imperio






Posiblemente cuando decidió escribir su libro, Baden Powell pensaba en los jóvenes ingleses que por miles concurrían al movimiento de las Boys Brigade's sin imaginarse que su propuesta provocaría la explosión del escultismo a nivel mundial tanto en Europa (donde existían movimientos como los Wandervogel) como en los países fuera del Reino. ¿Cómo llegaría a América si justamente los Woodcraft Indians fundados por Ernest Setton habían sido una inspiración para él? La capilaridad del Imperio Inglés alrededor del mundo ligada esencialmente por el comercio, las colonias y la burguesía portuario - mercantil de los distintos países que tenían a Inglaterra como referencia lo hizo posible… algunos investigadores como Merriman[1] (Universidad de Yale) directamente vinculan la promoción del escultismo como una estrategia colonizadora cultural en un mundo que cada vez se quería hacerse más independiente.

A comienzos de siglo el Imperio se presentaba de dos maneras: Una de ellas discursiva, liberal, orientada por sus intereses comerciales apoyando las burguesías latinoamericanas; la otra con mayor presencia en la posguerra - cuando Inglaterra es desplazada por EEUU - fue de carácter intrusivo, guerrero, antipopular, en función de los intereses comerciales y corporativos con acuerdo de las burguesías locales, o directamente por la fuerza… tal es la historia de los golpes de Estado en América Latina y de la actual política de Trump con la reedición de la doctrina Monroe.

El escultismo en nuestros países en sus orígenes fue sostenido y promovido por las oligarquías nacionales. El planteo de “control social” y formación de ciudadano que conviene al sistema económico está presente desde siempre y en todas las organizaciones… diversión y aventura para burgueses, asunción de los valores liberales para los hijos de los trabajadores.

Desde el discurso liberal y académico, se comienza a incidir directamente dentro de un movimiento que fue pensado en sus inicios como Práctica Social. Alcanza con ver la transformación del programa inicial de BP planteado en Guía para el Jefe de Tropa y los distintos cambios producidos a nivel de los “progresos” para dimensionar hasta qué punto el discurso de los sectores liberales ligados a la Academia atravesaron los cambios, con la excepción del pensamiento de Paulo Freire y la Pedagogía Crítica que incidió fugazmente por su carácter de entender el saber y lo político desde una posición no conveniente al discurso liberal.

Que el escultismo tiene poder de transformación social no hay dudas, de allí la alarma generalizada que produjo la participación de scouts en los procesos revolucionarios de América Latina influidos desde una experiencia católica (teología de la liberación) o socialista post revolución cubana… las Agencias no solo tomaron nota de este asunto que no fue de público conocimiento (por algún motivo que desconozco hasta entrados los 90 se omitió el pasado scout de revolucionarios y desaparecidos en Centroamérica y en América del Sur durante el Plan Condor) sino que decidieron tomar el toro por las astas interviniendo indirectamente (o directamente, nunca lo sabremos) sobre el programa generando el tan conocido cambio de los 90 que produce la homogeneización reforzando una mirada liberal y conveniente a los intereses del actual Imperio. Esto no fue sin diáspora de quienes consideraban que no era necesario dar vuelta patas para arriba al movimiento; en este punto sectores ideológicamente variados comenzaron a fundar nuevas asociaciones, no sin la resistencia activa de la Oficina que aun persiste, buscando impedir legalmente que puedan constituirse asociaciones no OMMS, siendo un ejemplo actual los sucesos recientes ocurridos en Colombia.

¿Cuáles son las formas actuales que el “escultismo oficial” adopta para incluirse en el discurso del imperio compartiendo sus fines?

El escultismo como Aparato Ideológico del Estado (1) Escultismo en México

            En su definición más sencilla la Educación No formal es aquella que se brinda por fuera del ámbito áulico sin obedecer a los intereses del sistema educativo Formal estatal, generalmente asociados al sistema y los modos de producción no solo de objetos sino de subjetividades. El movimiento Scout en sus variantes institucionales podría decirse que tiene un sistema formal de educación (no es espontaneísta), pero el mismo no está REGLADO NI CERTIFICADO POR EL ESTADO lo que implica que las políticas gubernamentales y las visiones ideológico-educativas del mismo no tienen incidencia al no generar obligatoriedades para con las instituciones.

No llama la atención que en estos días en su última Asamblea (2019) realizada en Mérida  ASMAC se proponga presentar a la legislatura un proyecto donde incluya en las reformas al sistema educativo el reconocimiento de la institución y se considere su certificación. Esto no es ni más ni menos que incluir el escultismo dentro del sistema estatal, entregarlo a controles e intereses ajenos al mismo traicionando la idea misma de INDEPENDENCIA POLÍTICA ya que pasará a formar parte de las políticas gubernamentales o mejor dicho de los Aparatos Ideológicos del Estado a manos de quienes gobiernen en el momento. ¿Existe un interés particular de ASMAC en pagar el precio de la entrega para intentar monopolizar a través del Estado al Escultismo en un país donde las Asociaciones independientes avanzan cada vez más?... No es casual que se cite como ejemplo el escultismo de Costa Rica y su relación con el estado que financia parte del mismo con un impuesto que no es seguro llegue a los beneficiarios (al menos por lo que me han comentado); en la misma línea podemos ubicar las presiones legales de la Asociación Scout de Colombia (OMMS) contra las Organizaciones independientes (WFIS) o los intentos como en el caso de Argentina de legislar una “Ley del método scout” donde todo lo que sea “scout” pase por Scout de Argentina (OMMS) como a principios de siglo sucedía con la Asociación Scout fundada por la burguesía que estableció la conocida “Ley Irigoyen” donde al hacer del escultismo una Institución Nacional, el movimiento pasó a depender directamente de los intereses del Estado… de hecho la participación de militares en el Directorio estuvo naturalizada hasta los años 80.

Claramente Baden Powell define a la “ciudadanía “como “lealtad activa a la comunidad”[2]… y esta no es posible si las organizaciones pasan a formar parte del Aparato del Estado en un continente donde es el propio Estado el responsable del avasallamiento de los Derechos Humanos de las personas. Pareciera que ASMAC está mas preocupada en escolarizarse y conseguir certificados que sirvan curricularmente a sus dirigentes, que en formar ciudadanos críticos agentes de cambio en su país. Las autoridades de ASMAC saben que el costo de la certificación es que el gobierno intervenga desde e Ministerio de Educación sobre los programas que “certifica” en tanto la validación sin lugar a duda será supervisada de diferentes formas; especialmente en su contenido (ideología), en su carga horaria, etc.

El escultismo como Aparato Ideológico del Estado (2) Escultismo en Argentina

            En un artículo anterior hacía referencia a la estrecha y no disimulada relación de Scouts de Argentina (OMMS) con el actual gobierno neoliberal siendo a decir de una de sus autoridades una “prioridad” el relacionarse con el Estado. Para los que no lo recuerdan, la firma del convenio de” Mentoreo” alineaba a la Organización a los intereses de la Embajada Americana a partir de Fundaciones de la Oligarquía argentina que a su vez incidían en la Educación Formal de la CABA y la Provincia de Buenos Aires. Una de ellas es “Conciencia”[3] que en estos días tomo un poco mas de estado público cuando David Lacroze -ex funcionario de la dictadura militar-  increpó a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en un avión. Otra de las ONGs socias fue Cimientos conformada por Monsanto, Bayer, Massalin Particulares y otros (las tabacaleras son las principales generadoras de explotación infantil en Argentina)… finalmente Junior Achiviementet organización de la que fuera su primer presidente Alfredo Martínez de Hoz, ex ministro de economía de la dictadura militar, Cristiano Ratazzi y actualmente Patricio Greco…sobre esta ultima “Ong” un pedagogo dirá que El modelo de Junior Achievement expresa un proyecto profundamente reaccionario en términos filosóficos, ideológicos y teóricos; inaceptable desde el punto de vista pedagógico e insostenible en una perspectiva ética... para JA, los procesos productivos ‘surgen de la nada’, las relaciones opresivas en el mundo son contratos que expresan voluntades libres, y la dinámica del ‘libre mercado’ es una realidad inexorable, legítima y deseable... además de naturalizar el orden capitalista, deja entrever valores ligados con el egoísmo que exaltan el interés individual en detrimento de un proyecto colectivo”

            Podría pensarse que dicho convenio fue un error político (cualquiera se puede equivocar por desinformación) pero la inclusión de SdeA en medio de la campaña política de la actual gobernadora Vidal (del partido de derecha gobernante) realizando un spot electoral hacia el interior de la Organización y hacia el exterior al prestar la imagen de la institucion a los intereses de un Partido, muestra que no solo la organización scout puede aliarse con Fundaciones oligárquicas ligadas a épocas difíciles de olvidar para el país, sino que también en función de las “mejores intenciones” se puede ser parte de una campaña política. En este punto pareciera no existir límites ni el decoro necesario que mereciera tenerse cuando Organizaciones No Gubernamentales cuyos cuerpos sociales son ideológicamente diversos, se reune con autoridades políticas, más allá del partido político que se trate... Lo peor del caso es que por este tipo de acciones todos los scouts quedamos “sospechados” de oficialistas, no importa si son OMMS o Independientes.

            Una organización que trabaja con niños y jóvenes no podría argumentar seriamente desconocer el modo de funcionamiento de los medios en el mundo juvenil especialmente con el uso de las redes sociales; en posteos anteriores de la serie “Escultismo y neoliberalismo” abordábamos cómo es el manejo actual de los medios y sus objetivos, de allí que el Instagram (lugar por donde la gobernadora transmitió lo que quiso del encuentro con SdeA) y el video institucional apuntan a generar “simpatía” e “identificación por conectividad” a todos en general y en especial a los adolescentes y jóvenes que lo utilizan como medio de abordar la realidad construida en la infoesfera, de allí que la presencia de la candidata a la reelección (o a la presidencia si se baja el actual Presidente) en un video mudo de la asociación se convierte en un gran spot de campaña que dice a los scouts (en especial a los indecisos que por la edad suelen ser mayoría) y a los que simpatizan con ellos “he aquí una candidata que apoya a los scouts, que se coloca tu pañuelo, que va  a la casa scout a visitarlos”… y el movimiento en vez de ponerse en función de los niños lo hace en función del Imperio y del Estado como un Aparato Ideológico más… el destino de “ciudadanía pasiva” al cual hacía referencia Baden Powell está asegurado.

Del escultismo disciplinario al escultismo mercantil

            Podríamos decir que en sus comienzos la Organización scout surge en 1910, tres años después que los grupos, y lo hace a la manera de Institución Disciplinaria dejando de presentarse el escultismo como una plataforma educativa para las comunidades para convertirse en una Organización con un fin en sí misma, por lo que comienza a operar por un lado la exclusión y por otro la colonización de las comunidades donde se practica o se podía practicar el escultismo. Con el advenimiento de las democracias el objeto institucional fue asegurar que los niños se constituyan en los futuros ciudadanos que convienen al Imperio, de allí que en su proceso de expansión fuera tan bien recibido en los países ligados a Inglaterra especialmente desde las Oligarquías Regionales, como por ejemplo el caso argentino con Perito Moreno que veía en el movimiento no solo una posibilidad para las clases pudientes sino como colonización educativa para quienes no accedían a la escuela y debían convertirse en buenos ciudadanos acorde a los valores liberales de la época, contrarios a los movimientos sociales que surgieron y que la liga patriótica de la cual fue parte persiguió violentamente. Con el cambio nivel global en los 90 nos encontramos con un viraje donde se comienza a entender al niño y al joven como mercancía no solo del mercado laboral sino como consumidor de objetos tecnológicos y aliado necesario de las corporaciones, de allí que a las distintas definiciones de escultismo se agrega la denominación  “Escultismo comercial” 

Tanto en un caso como en el Otro nos referimos a la Institución como Aparato Ideológico que está por encima de las comunidades donde surgen los grupos scouts ¿por qué lo ponemos “encima”? Sencillamente porque el entramado de las relaciones en las comunidades está exento de fetichismo (son relaciones cara a cara) y las instituciones scouts en su entramado ofrecen las mediaciones que constituyen el esquema básico de reproducción social a través de la persuasión valoral (proyecto educativo), la estructuración en un currículo acorde a dichos valores (en el caso del escultismo comercial, la subjetividad neoliberal) y la validación tanto de la Ideología Educativa por parte de la Academia o de la Moral propuesta por el Estado y las Corporaciones (que nunca será lo mismo que la ética)

Si en la Organización Scout disciplinaria el niño / joven era un objeto a ser educado bajo el imperio de la vigilancia /castigo, en la Organización Scout Comercial el niño / joven es una mercancía puesta en circulación por lo que pierde su calidad de sujeto, de allí se convierte en un objeto para las Corporaciones y el Estado mediatizado por los Directorios asociativos que naturalizan que no es la participación de la comunidad y la solidaridad de los sujetos causados por el Ideal scout la forma de encontrar apoyo mutuo, sino ubican por encima de la comunidad otras instancias como las Corporaciones y el Estado con el objeto de obtener diferentes recursos aunque la forma de conseguirlos este reñida con la ética por más que las decisiones estén encuadradas en un marco de legalidad … es así que nos podemos encontrar con el verdadero programa y esencia del neoliberalismo vivido a fondo por niños y jóvenes naturalizando que para conseguir recursos -por ejemplo- hay que participar en “concursos” donde ellos mismos promueven las propagandas de las empresas a través de “dame un like” para luego posar para en la foto de la multinacional multiplicando su propaganda gratuitamente, ya que la empresa deducirá la “donación” de los impuestos mientras seguirá explotando a los trabajadores, evadiendo impuestos y enfrentando denuncias en la justicia por diferentes causas. Lo que seguramente aprehenden niños y jóvenes son las “bondades” de ser parte de un sistema de propaganda al cual se accede si se dejan de lado los valores sociales para sostener de facto aquellos que proponen las Corporaciones y el Estado… el mismo Estado que no entrega vacunas a los niños, cierra escuelas, desabastece hospitales, endeuda por generaciones al país o quita derechos abandonando a los más humildes a su suerte, persigue y encarcela a los opositores, arrasa los bosques y a los pueblos originarios que los habitan, etc… y en los peores casos como en algunos gobiernos de la Región, se convierte en promotor de brutales regresiones en los derechos de las personas siendo la “democracia” una mala máscara de otra cosa.

Excursus (digresión)

            Algunos amigos estarán un poco enojados conmigo mal suponiendo que el cuestionamiento apunta hacia una “internacional” de la cual ya no formo parte. Les cuento… Los que vienen siguiendo el Blog saben que desde hace muchos años vengo escribiendo sobre estos temas que hacen a la relación del escultismo y la subjetividad; lo que posiblemente no saben es que en mi familia mi hija esta afiliada a WAGGS, mi hijo a OMMS y yo a WFIS… lo que podría decirse constituye una mesa plural donde compartimos el escultismo y el guidismo como estilo de vida (los otros dos miembros de la familia también fueron activos en los movimientos Guía y Scout) lo que a su vez me convierte en padre de un Caminante de SdeA brindándome la autoridad suficiente para poder opinar sobre los lugares a los cuales confío la educación de mis hijos… les comento la historia de este texto.

El sábado por la tarde luego de venir de su comunidad y al comenzar a hacer tarea de la escuela (en año eleccionario en la materia ciudadanía siguen por las redes a políticos de distintos partidos para hacer un trabajo) mi hijo viene con su celular en la mano y me dice “¿Por qué los scouts apoyan a Vidal?”, lo miro sin entender nada y me muestra en su teléfono desde el Instagram de la Gobernadora y Candidata las filmaciones en la Casa Scout. No supe que responder, y el con su insistencia siguió buscando información hasta que al otro día (ayer) encontró el video institucional donde directamente me dice “esto es un spot de campaña de Vidal y está mal”, allí comienzo a escribir algo en la red y a su vez me pareció adecuado escribir algo sobre ello en un texto que ya venía trabajando sobre las relaciones del escultismo con el Estado en algunos países de América Latina.




[1] Merriman, J. (2008). 
. New Haven, Connecticut: Yale University. Obtenido de
 http://oyc.yale.edu/history/hist-202/lecture-15#ch4 


[2] BP. Guía para el Jefe de Tropa “El propósito de la instrucción o adiestramiento de scouts es mejorar la calidad del ciudadano futuro, particularmente en lo que se refiere al carácter y a la salud; sustituir el Yo por Rendir Servicios; hacer de los mozalbetes individuos eficientes, moral y materialmente, con el objeto de que esa eficiencia pueda ser aprovechada en servicios al prójimo… La ciudadanía o civismo ha sido definida en pocas palabras así: Lealtad activa a la comunidad. En un país libre es cosa fácil, y nada fuera de lo común, considerarse uno como buen ciudadano con sólo acatar las leyes, ser trabajador y expresar opiniones sobre política, los deportes o actividades de índole general, y dejando que otros se preocupen del bienestar nacional. Esto se llama ciudadanía pasiva; mas esta clase de ciudadanía no es suficiente para mantener en alto, en el mundo, las virtudes de libertad, justicia y honor. Únicamente la ciudadanía activa puede conseguirlo”

[3]  Su familia tiene un presente activo con el actual gobierno nacional, a través de la ONG Conciencia que lidera su hija, Magdalena Lacroze Sánchez Elía. La ONG Conciencia nació en 1982 y sus vínculos con el establishment son históricos. En sus principios fundacionales, asegura ser “a partidaria”, y dice estar en contra del trabajo infantil, pero es administrada por una “familia Patricia” con fuertes relaciones con el empresariado tabacalero y la estructura armada por el fallecido Gerónimo “Momo” Venegas. https://www.tiempoar.com.ar/nota/quien-es-david-lacroze-el-hombre-que-fotografio-a-cristina-en-el-avion