viernes, febrero 26, 2016

Relatos distópicos: En el borde de Ciudad Centro / túneles



            Llegó el día “D”… con la excusa de realizar una actividad presencial los Huemules se juntan en la estación para dirigirse hacia los bordes de ciudad Centro. Un poco de agua y comida sintética bastará para realizar la excursión, total ¿qué puede pasarles?. La zona no se encontraba prohibida y la Policía Corporativa sólo pedía circular con precaución sin establecer contacto con los desenlazados.

            Al bajar en la última estación del tren fueron sorprendidos por lo antiguo del lugar. Pantallas gigantes en edificios, flechas iluminadas que indicaban sentidos de circulación y algunos vehículos pequeños con ruedas que circulaban por las calles. Llegaron al límite de la ciudad y se encontraron con un muro de unos 30 metros de altura que se alzaba como divisoria de la ciudad y el campo percatándose del domo gigantesco que cubría la ciudad, algo que nunca habían visto. La única puerta que permitía atravesar el muro estaba custodiada por la Policía Corporativa… sobre ella un cartel luminoso anunciaba claramente “prohibido el paso a los habitantes de ciudad Centro”. Con gran frustración Kemal invita a sus compañeros a ir a la plaza y comer allí, disfrutando del día.

            Una vez relajados y mientras Sacha contaba las historia que había leído en el libro del abuelo, se acercó un muchacho de su edad y les dijo

-         Estuve escuchando lo que contaban ¿Ustedes también estuvieron en el exterior?

            Los huemules se miraron unos a otro, se dieron vuelta para preguntar a solo voz

-         ¡¿estuviste en el exterior?!

La respuesta no se hizo esperar…

-         Sí… salgo siempre con mi papá para buscar fruta natural que vende en el mercado negro… la Policía Corporativa no nos dice nada porque esos productos van para los mandos intermedios del Gobierno Corporativo, que incluyen a los Sheriff de cada departamento…

-         ¿Y por dónde salen? Preguntó Kemal

-         Por los túneles del viejo tren que andaba por debajo de la tierra. Cuando construyeron la ciudad Centro dejaron uno de ellos como posibilidad de escape si la tecnología corporativa no funcionaba en el arranque de la ciudad… luego quedó olvidado.

            Los Huemules un poco por asombro y otro por curiosidad lo invitaron a compartir la comida y Joao –asi se llamaba el muchacho- aceptó con gusto y comenzó a contarles cómo era el exterior.

-         Afuera del domo hace frío y hace calor, a veces llueve pero no es para mojar las plantas como sucede aquí, llueve muchísmo y el agua de los arroyos cercanos a la ciudad crece. El cielo es distinto, tiene otro color y el aire está lleno de olores. Si bien están los campos de la corporación, los desenlazados tienen pequeñas comunidades ocultas donde siembran y cosechan con semillas no autorizadas, lo mismo sucede con los animales que si bien son parecidos ¡no son todos iguales!

            Piero, que siempre se mantiene atento a lo que pasa a su alrededor y muy pocas veces habla dijo

-         ¿Cómo hacemos para salir?
-         Maximiliam contesta ¡Pará Piero! ¡está prohibido!
-         ¿y quién se enteraría si salimos por los túneles? Nuestras familias piensan que el fin de semana estamos en la actividad presencial…

            Dudaron todos pero se tentaron… nadie quería echarse atrás aunque el temor se apoderaba de ellos.

-         Si quieren los acompaño por los túneles… hay que conocerlos bien y ser cuidadosos… una vez en el exterior les  doy un viejo GPS que se carga con energía solar, porque si les descargo el plano en algún dispositivo de la Corporación suena la alarma y los pueden localizar ¿están de acuerdo?
-         Siiiiiii… (respondieron)

-         Entonces… en marcha!

..............

Túneles


            Joao le cuenta a los Huemules que bajo la estación Carranza hace muchos años circulaba un tren subterráneo. En el lugar utilizado como taller de mantenimiento para los robots que realizan diariamente la limpieza, hay una puerta azul con un cartel que dice “prohibido pasar” y conduce a los túneles. Por acuerdo entre los contrabandistas y el Sheriff en ese lugar los sensores de movimiento y las cámaras que se encuentran conectados con la Computadora Central Corporativa pueden ser evadidos si se utilizan unas pulseras especiales donde los visores y sensores simulan que nadie está en el lugar otorgando 5 metros de invisibilidad a la redonda a su poseedor… eso permite traer contrabando del exterior. Una vez allí es cuestión de pasar la puerta y bajar a los túneles… allí es donde los muchachos se encuentran en este momento.

-         Joao. Bueno… aquí estamos… no se preocupen si sienten algo raro en el cuerpo, es normal, en los túneles no está la protección del domo.

            Al bajar las escaleras comienza a disminuir la iluminación. Hay mucho silencio aunque se escucha un sonido como si enormes gotas cayeran en un plato.

-         Maximilian: ¡Ese olor me hace mal! ¿qué es?... se me revuelve la panza y tengo ganas de vomitar
-         Joao: jajajaja!!! Es humedad… aquí debajo en las paredes hay muchísimo moho transgénico, es por el uso del DAPROUND en los cultivos de crecimiento ultrarápido de ciudad Central… y eso no es nada, aún no viste los gusanos…
-         Ruben ¿¿¿gusanos gigantes???
-         Joao: jajajaja nooooo, era un chiste!!!

            Avanzan por el túnel y pueden ir viendo caer agua de las paredes. La iluminación al seguir conectada a los paneles solares externos, sigue manteniéndose en poca cantidad pero suficiente.            Luego de caminar un tiempo llegan a Olleros, estación abandonada que provoca miedo, especialmente por el ruido metálico de una escalera mecánica que conducen a una pared cerrada.

-         Maximilian ¿qué me pasa? Me vienen a la cabeza imágenes de cosas feas que nunca había imaginado!!
-         Joao. Cuando tenemos 5 años nos conectan al Sistema Unico Educativo que se encarga de darnos las imágenes que el gobierno Corporativo considera que no hacen mal y que son las adecuadas para cada momento y lugar, y elimina imagenes indeseables… cuando te encuentras en situaciones nuevas o fuera del Programa algo sucede que esas imágenes aparecen… pero no se preocupen, al principio pueden generar miedo pero pueden ser también muy placenteras.
-         Kemal. ¿ Y si mientras caminamos jugamos a contarnos qué cosas imaginamos?
-         Todos. ¡¡¡¡ Buenísimo!!!
-         Ruben. Comienzo yo… cuando Joao nos dijo que todavía no habíamos visto los gusanos, empezé a pensar que estas cuevas en realidad estaban habitadas por gusanos gigantes que se alimentaban de seres humanos, y que cuando llegáramos a la estación uno de ellos estaría esperándonos con mucho deseo de alimentarse
-         Todos. Jajajajajaja… a ver.. qué cuente otro!!!
-         Sacha. ¡Voy yo con mi historia!...

            Y así, entre historia e historia, casi sin darse cuenta llegaron a la última estación. Un haz de luz lastimaba la vista de quienes habían caminado dos horas en la casi oscuridad. Al acercarse al final del túnel una serie de sonidos los sorprendió, era el ruido de los pájaros. Pusieron sus pies fuera del túnel, el sol era brillante y daba calor en la piel… el aire tenía tantos olores juntos que no podían reconocer de qué se trataba. El lugar estaba lleno de árboles  por primera vez sintieron el golpeteo del viento en sus rostros… era muy distinto a la interfaz neural… parecía una oleada de caricias que despertaba extrañas sensaciones. Casi sin darse cuenta, los Huemules se encontraron fuera de ciudad Centro… la Ciudad pantalla… mientras que el sol calentaba sus cuerpos y el sudor marcaba las remeras, se abrazaron fuertemente y Kemal gritó:

-         ¡¡¡ Scouts!!!

            La respuesta no se hizo esperar…

-         ¡¡¡Comienza la aventura!!! 

miércoles, febrero 24, 2016

Sobre los vidrios de colores... la observación como modo de conocer el mundo



            Cuando era pibe a unas 10 cuadras de mi casa había una “quema”, nombre que se le daba en esa época a los lugares donde los camiones depositaban la basura que recogían en la ciudad que a decir verdad era muchísimo menor la cantidad que en nuestro tiempo donde la cultura de lo descartable entre otras cosas provoca toneladas de basura.

            Con un amigo de la infancia solíamos hacer incursiones al basural… era una verdadera aventura ¿qué encontraríamos allí?... caminábamos entre pequeñas columnas de humo que se alzaban al cielo creando un paisaje digno de una película post apocalíptica, nuestra búsqueda estaba orientada hacia dos productos: vidrios de colores y cajas de cigarrillos importados. Con los años al leer a Aldous Huxley caigo en la cuenta de que los vidrios y los cristales generan una atracción particular… es cierto….había un placer especial al ver el mundo a través de vidrios rojos, azules, verdes y los escasos amarillos.

             Con las cajas de cigarrillos sucedía otra cosa que era el armado de la colección que no se limitaba a colocar cajas en una repisa y etiquetas bien acomodadas en folios de carpeta; el recorrido nos llevaba a preguntarnos por los países del mundo de donde provenía nuestra colección, conociendo de esa manera lugares que nunca antes habíamos siquiera imaginado, el Atlas (manual de mapas) y los diccionarios eran nuestras herramientas básicas, y muchas veces solo contábamos con las banderas como índice, ya que por razones idiomáticas era ilegible lo que estaba escrito… Al ser Bahía Blanca una ciudad portuaria, era común que en el puerto se intercambiaran cartones de cigarrillos de los barcos mercantes por otras cosas, y los paquetes usados terminaban en la basura  y ahí estábamos nosotros… con una de las mejores colecciones de etiquetas enriquecida a su vez por los intercambios que realizábamos con otros coleccionistas.

            ¿Por qué cuento esta historia?... La “mirada pantalla” ha golpeado fuertemente la posibilidad de ver el mundo, observar, indagar. Probablemente un dirigente scout de esta época al ver a dos pibes revolviendo cosas en un basural pensaría “pobres pibes… revolviendo basura” y no se le ocurriría que lo que él ve, está atravesado por el prejuicio que las imágenes de la pantalla marcan sobre su posibilidad de observar libremente… solo quienes tengan la mente abierta pueden dejar de lado ese prejuicio y desarrollar una actividad a partir de la observación incluso de un basural.

            En un viejo libro que se llama “Zen y el arte del mantenimiento de la motocicleta” el autor compara ir por el mundo en moto, donde se es parte del paisaje y las sensaciones no están anestesiadas por ningún dispositivo con ir en auto… allí el viento no nos toca, pensamos que conocemos los lugares por donde pasamos pero no sentimos el aire golpear nuestro cuerpo, los olores, la humedad, el sonido de los pájaros y todo lo que permite que hagamos experiencia del paisaje. Se me ocurría pensar al dirigente scout como un motociclista que para conocer más el paisaje incluso se mete por caminos donde un auto no pasa… no se trata de ver sino de mirar, de sentir la naturaleza en nuestra piel, de amanecer al costado de la ruta con el sonido de los pájaros como suave despertador... asi podemos decir que hacemos experiencia de un lugar sea un campo, o un basural.

            Una tarde mientras conversábamos de arte y sobre las artes scouts con el Maestro Branko Marinov disfrutando junto a él la organización de un taller de dibujo de la naturaleza que  preparaba para un grupo de muchachos… hablamos de BP, su relación con John Ruskin, del registro de las experiencias a través del dibujo. No se trata de ser artista sino de salirse de la pantalla para conocer la textura del árbol, observarlo en sus detalles y permitirse relanzar preguntas y ensayar respuestas posibles… ese árbol ya no será el mismo para nosotros, como cuando el Principito dibujo “su” rosa que no era igual a ninguna otra, lo mismo nos sucederá con ese árbol… ese pájaro… ese bosque.

             Dibujar la naturaleza es hacer experiencia de ella, poder apropiarnos de algo de lo vivido, no mirar sino ver en un sentido profundo... lamentablemente para muchos educadores scouts estas cosas son  "tiempo perdido" que se podría utilizar para "actividades de verdad"... y de esa manera dejamos de dibujar, de escuchar los pajaros y distinguirlos, de sentir las texturas de las cosas, de diferenciar olores y sabores... la naturaleza pasa a ser una escenografía bien lograda donde se hacen las mismas cosas que la ciudad.


            ¡Qué difícil enseñarles a nuestras chicas y muchachos a aprehender en nuestra época donde todo sucede en las pantallas! Saturados de cosas para ver y en una continua catarata de imágenes que no permiten hacer experiencia de las cosas, paradójicamente las conocemos con profundo desconocimiento… a veces en estas cosas tan sencillas que pueden suceder en un campamento, logramos que no todas las imágenes sean lo mismo y si lo comparamos con un escrito, introducimos una puntuación necesaria que nos permite relacionarnos de otra forma con la vida, con la naturaleza, con los otros.

martes, febrero 23, 2016

Relatos distópicos. Reunión presencial en la Sede Scout



            Hacía una semana que Sacha leía todas las noches, a escondidas en el baño, “Escultismo para muchachos”… único lugar de donde no habían cámaras. Quería evitar que el sistema de seguridad detectara actividades que permitieran inferir una conducta contravencional implicando algún castigo para él, sus padres o su querido abuelo José... desde el año 2020 las cámaras de los hogares estaban interconectadas con el Sistema de Seguridad Civil y cuando el programa sospechaba un posible delito automáticamente enviaba un informe al SPS (Sistema Policíaco Corporativo) que investigaba el hecho y determinaba si se debía dar intervención al Sistema Judicial, sea de adultos o Juvenil.

            Los primero capítulos lo habían entusiasmado ¿era posible que en la juventud su abuelo hiciera las cosas que decía el libro sin interfaz? ¿Realmente se podía ser scout sin el pago a la Organización Scout del soporte neural  y las respectivas cuotas de acuerdo a la calidad de miembro y bonus para mejorar el juego? ¿Obtener una especialidad era gratis y se lograba con esfuerzo personal? ¿Las buenas acciones se hacían con gente de verdad y no pagando créditos de Buena Acción en algunas de las empresas que tenían convenios específicos con la Organización Scout y que ayudaban a los que vivía en la periferia de ciudad Centro?... No podía creer lo que leía y se daba cuenta que un escultismo como el que había vivido su abuelo en esta época era casi imposible... ¿ y si le contaba a su patrulla?
               
            Una vez en el tren cierra sus ojos; no quiere observar las continuas propagandas que pasan en las pantallas, elegía recordar lo que el abuelo le había contado sobre los antiguos trenes que tenían ventanas por las que se veía el exterior. Decide jugar  a fantasear cómo sería afuera. Entre una parada y otra imagina la ciudad en época de su abuelo y la compara con cómo sería ahora. Se sorprende cuando es inundado por imágenes no programadas por la interfaz, producto de sí mismo, experiencia que no le ocurría desde los 5 años, antes de que comenzara su conexión al SUE (Sistema Único Educativo).

            Baja en la sede de la Organización Scout donde se realizará la reunión. Observa los objetos de la Tienda Scout prestando atención a las actualizaciones anuales de las especialidades y las nuevas aventuras que permite a una patrulla realizar actividades en distintos lugares y momentos históricos de la humanidad. Una vez en el salón se encuentra con sus amigos Maximiliam, Ruben, Piero y Kemal; el Educador Scout los recibe y se sientan en una mesa redonda para conversar qué proyecto tiene la patrulla para el trimestre que comienza.

-         Educador Scout. ¿Han conversado algún proyecto para este trimestre?
-         Kemal. Aún no, quería proponer que entre todos compremos la actualización de aladeltismo para hacer un aventura en los Apeninos
-         Maximilian. ¿y por qué no volvemos a hacer la travesía por el Gran Cañon? Estuvo re – bueno, además te da créditos de Buenas Acciones porque destinan parte de lo que pagamos para la conservación de los sapos!!

Luego de meditar un tiempo, Sacha decide hacer su propuesta

-   ¿y si hacemos una excursión de verdad, aunque sea por las afueras de la ciudad
-         Educador Scout. Sacha la Organización Scout por razones de seguridad prohíbe ese tipo de actividades, no sé cómo se te habrá ocurrido algo así, de donde has sacado la idea
-         Sacha. Pero es una buena idea no? Por qué no hacemos una excursión por la ciudad?
-         Educador Scout. Si insistís con el tema tendré que informar a mis las autoridades scouts porque son actividades prohibidas, sólo se pueden hacer las permitidas por las franquicia, salidas donde podrían entrar en contacto con desenlazados no es bueno para su educación.
-         Ruben ¿Qué son los desenlazados jefe?
-         Educador Scout. Mejor dediquémonos a lo nuestro, las actividades. Ya saben cuáles son las posibilidades, decidan cuáles piensan comprar para este trimestre y recuerden que quienes acumulen más créditos de Buenas Acciones tienen posibilidad de la Insignia especial de Servicio… no tendría que decirles pero, 1 de cada 2 envases de bebidas plurivitamínicas “Cocó” da el doble de créditos en Buenas Acciones, y el servicio que la empresa realiza es un Hogar de niños con Discapacidades, una buenaobra  para ser parte aportando dinero…

            Terminada la reunión los muchachos se dirigen al tren… luego de un silencio prolongado Kemal dice:

-         ¿Y si salimos de zona fuera de ciudad Centro por nuestra cuenta? La Organización Scout mientras tengamos la membresía al día no molesta a los padres por si se participa o no en las actividades virtuales.
-         Hagámoslo – dijo Maximilian –

-         ¡Este fin de semana excursión por la zona fuera del Centro!  Afirmó Sacha.

sábado, febrero 20, 2016

Relatos distópicos: Sacha, el scoutball, el abuelo y el libro



         Sacha aguarda el sábado con gran ansiedad, es el Gran Día en que comienza el torneo distrital de Scout Ball y los Huemules se tienen mucha fe. Han practicado muchísimo para este duro primer encuentro en el que debutarán jugando contra los Castores del barrio Eco-parque, situado en el sector jerarquizado de la comunidad.

        Según lo conversado previamente Maximilian y Piero jugarán de torres defensivas en los bordes del arco, mientras Kemal lo hará por el medio, Ruben y Sacha estarán arriba uno por izquierda el otro por derecha. Como estrategia de juego las Torres no pasarían la mitad de cancha mientras Kemal, haciendo uso de sus habilidades, trataría de acercarles el balón a sus compañeros o mandarse entre las torres de los Castores.

            El partido está por comenzar. Los equipos forman una fila india al costado de la línea central. Sacha observa preocupado el estado físico de los adversarios… se los ve altos, fuertes y con una contextura física envidiable. Al lanzar la pelota la toman los Castores con un gran salto del número 9 y comienza el juego. Son muy habilidosos por lo que Kemal decide replegar el equipo detrás de la línea media para hacer uso de la rapidez para el contragolpe. Reciben aliento del público pero la velocidad de los pases de los Castores le ocasiona un serio problema. No pasó mucho tiempo para que el número 7 del equipo contrario saltara por encima de las torres para apoyar la pelota en la línea obteniendo su primer punto. El partido es francamente desparejo aunque es enorme la garra de los Huemules que con una jugada descollante de Kemal logran distraer y eludir la defensa para que Maximilian reciba la pelota en una posición inmejorable, donde convierte el punto del empate logrando el aplauso entusiasta de los miembros del grupo que decidieron estar en la tribuna.

            Luego de los dos tiempos de 20 minutos el resultado es imposible de remontar… finalmente el 14 a 2 a favor de los Castores es un trago amargo para la patrulla que opta solo por saludarse y decir “en la próxima ganamos”. Sacha se desconecta de la interfaz neural y se dirige al living, allí lo espera su abuelo José quien lo había alentado a hacerse scout.

-         ¿Cómo les fue?
-         Mal abuelo… perdimos 14 a 2, los Castores nos destrozaron, es imposible jugar contra ellos
-         ¿Por qué?
-         Son del Eco Barrio y todos tienen afiliación Premiun, la mayoría de nosotros tiene la básica menos Kemal que el padre es Ingeniero en Energía y puede pagarle además  de la Premiun y algún bono.
-         ¿Qué es eso de la Premium y los bonus? –pregunta el abuelo-
-         Abuelo… vos siempre me dijiste que el escultismo busca eliminar la discriminación… bueno, vos te afilias y con la Premium elegís las características físicas de tu cuerpo, lo que permite que todos los niños y jóvenes puedan realizar las actividades que propone el movimiento.
-         ¿y los bonos?
-         Los bonus se compran aparte con la Tarjeta Scout. Kemal tiene Bonus de habilidad pero los Castores como todos tienen dinero pudieron comprarse bonus de Habilidad, Velocidad, Rapidez y Salto… de ahí que se hace difícil ganarles
-         O sea que les ganaron porque tienen más dinero – dice el abuelo-
-         ¿?
-          Habría que ver qué sucedería si cada uno jugara con el cuerpo propio ¿no Sacha?
-         ¿Pero qué decís abuelo? Eso no es igualitario, imaginate que pasa con los niños y jóvenes que tienen problemas motores y con los gordos! Si te escucha el dirigente te acusaría al instituto de discriminación
-         No sé Sacha… a mi me parece que jugar con un cuerpo imaginario solo hace que el juego sea imaginario y en vez de que cada uno pueda hacer las mejores cosas con el cuerpo que tiene, al que debe cuidar, lo que le llaman “igualitario” depende del dinero de cada uno ¿o acaso vos no decías que a los Castores era imposible ganarle porque todos eran Premium o podían comprar Bonus? ¿acaso todos tienen problemas motores?

            Se hizo un profundo silencio, Sacha no sabía qué decir… lo que pensaba el abuelo José parecía tener cierta lógica.

-         Aguardame un momento – dice el abuelo-

            José se dirige al fondo de la casa, abre un Baúl y luego de revolver un rato obtiene lo que buscaba… un libro. Se acerca a Sacha y se lo entrega

-         Abuelo ¡¿Qué haces con un libro en formato papel?! ¡¿No sabés que están prohibidos?!
-         Si Sacha pero no encuentro otra forma de explicarte cómo eran mis épocas de scout, donde existía imaginación pero había que usar el cuerpo, por eso me interesaría que leas el Libro con el que comenzó todo, “Escultismo para Muchachos” de Baden Powell… allí vas a encontrar fantasía y aventura, pero de la real, no la de la maquinita con la que se hacen actividades…
-         Pero abuelo, si se entera mi dirigente y te denuncia la policía puede venir a registra la casa y vas a meter en problemas a papá y mamá, y a vos te van a castigar reduciéndote los créditos de salud y alimentación!
-         Nadie tiene por qué enterarse…

            Sacha se dirigió a su habitación, guardó el libro dentro de su armario… el enigma se hizo insoportable y al acostarse decidió ver de qué se trataba… cuando todos dormían comenzó a leer:


            “Yo me imagino que todo muchacho desea ayudar a su país de una u otra manera. Un medio fácil de conseguirlo es hacerse Scout. Como sabéis, se llama Scout a todo soldado escogido por su inteligencia y su valor y al que se le encarga, en tiempo de guerra, de preceder al ejército para descubrir al enemigo y proporcionar al mando las informaciones de cuanto ha sabido ver. Pero además de Scouts de guerra, hay también Scouts de paz, hombres que en tiempo de paz hacen una labor que exige las mismas condiciones de habilidad. Los tramperos de América del Norte, los colonos de América del Sur, los Cazadores de África Central, los descubridores, los colonos, los exploradores de las tierras vírgenes, los misioneros de Asia y de todas las partes del mundo, los hombres de los bosques australianos, los alguaciles del noroeste de Canadá y del Africa del sur y tantos otros, son exploradores pacíficos, hombres en toda la extensión de la palabra, curtidos en las artes del explorador, sabiendo vivir en el monte, capaces de encontrar siempre su camino y sabiendo descubrir e interpretar los rastros y las huellas. Saben cuidar de su salud sin tener que recurrir al médico, son fuertes y osados, prontos a hacer frente al peligro y siempre dispuestos a prestarse auxilio mutuamente. Están habituados a tener la vida en sus manos y a darla generosamente si el bien de su país hiciere preciso este sacrificio...”

domingo, febrero 14, 2016

Relatos distópicos. Sacha y la montaña



            El sol no deja ver bien la cumbre del Fitz Roy. Sacha aún no decide si tomar un descanso o realizar el trecho que le permitiría hacer cumbre. El frío cala los huesos y sus manos resbalan sobre la roca húmeda… es ahora o nunca, no quiere fracasar y volver en otro momento es un lujo que no puede darse.

            En un breve descanso para tomar unas bocanadas de aire, aprovecha el tiempo observando las majestuosas cumbres de los Andes. La fotografía 3D a 360 grados se impone como trofeo para mostrar a sus amigos de la patrulla Huemules… quiere ser el primero del grupo que finaliza la aventura y obtiene la Insignia de “montañista”.

            Luego de un suave ascenso se erige una pared de 15 metros que no puede ser rodeada. Se ajusta el arnés y comienza a clavar las estacas colocando también los mosquetones; no quiere correr el riesgo de caerse al abismo, es algo que no se perdonaría. Se da cuenta que queda una explanada y solo subir unos 30 metros para poder clavar su bandera en la cumbre. Sabe que son los más peligrosos entre otras cosas porque la niebla se entremezcla con la nieve y la desorientación puede jugar una muy mala pasada.

            Siente el viento helado golpear fuertemente su cara, la dificultad es cada vez mayor pero a esta altura no está dispuesto a rendirse. Comienza a nevar haciendo más dificultoso el avance. Siente pinchazos en sus manos y pies entumecidos. Para darse fuerza imagina el chocolate caliente que lo espera al terminar, el abrazo de su novia y el merecido descanso que todo héroe necesita.

            Sonríe… está a 4 metros de la cumbre. Se apoya en una piedra para darse empuje y al zafarse queda suspendido en el aire sostenido por su arnés. No puede aferrarse a nada, se bambolea de un lado a otro sin llegar a ninguna de las paredes que lo rodean. Luego de 15 minutos de meditarlo, frustrado por un nuevo fracaso, decide cortar su cuerda. Siente todo su cuerpo caer, cada centímetro parece independiente de otro generando una sensación indescriptible… debajo el vacío… Miles de imágenes pasan por su cabeza, ya no será el primero de su patrulla en hacer cumbre, solo queda un chocolate con sabor a fracaso esperando.


            Se quita el casco neural e inmediatamente la habitación vuelve a tomar forma. El mensaje sobre la Pantalla en una de las paredes le recuerda “La especialidad de montañismo ha fracasado, pero un Scout jamás se rinde. Para volver a intentarlo inserte su tarjeta de crédito y presione ‘recomenzar’. Recuerde que con el pago que Ud. realizan la Organización Scout le otorga 20 créditos de Buena Acción por participar en la donación a la República del Congo de semillas hortícolas TOMONSAN y herbicida DAPROUND, que permite el exterminio de las hierbas autóctonas inservibles”.

jueves, febrero 11, 2016

Hacen falta Alas... (segunda parte)



            En el escrito anterior afirmábamos que el raiderismo en la experiencia argentina (USCA) pudo tomar los semblantes de la aventura y del aventurero articulados a lo largo de los años; como demostración utilizamos la literatura  desarrollada desde los 50´hasta los 70’ dejando para este artículo los desarrollos posteriores que incluye la producción cinematográfica. Para poder entender hacia dónde apuntamos conviene definir algunos términos que espero no compliquen en demasía a los lectores.

            En un escrito de hace unos años titulado “Del Cyber al patio del grupo scout” afirmaba que los mitos expresan en forma poética cuestiones estructurales de la realidad humana que no son pasibles de comprender sino por analogía. También decía que la base de los juegos reglados se constituía a partir de mitemas ¿qué es eso?... si tomamos cualquier mito hay algo constante, irreductible que  se constituye en factor común de distintas producciones culturales… la figura del aventurero forma parte de lo que se denomina Mito del héroe y la gesta heroica.

            Si tenemos en cuenta el mitema definiremos como semblante su modo de expresión en una cultura y época determinada, de allí la afirmación en el escrito anterior que en la posguerra Michel Menu supo aprovechar el semblante de aventura de su tiempo para la creación del Raiderismo, constituyéndose en una oferta específica para una edad donde la búsqueda del sí - mismo y la afirmación de la propia personalidad con un sentido de apertura al otro son cruciales, tema central que intenta resolver el mito del héroe. La propuesta para el grupo de edad en Argentina mostró una efectividad importantísima, si tenemos en cuenta los datos anteriores a la conformación de Scouts de Argentina sobre la cantidad de adolescentes que participaban del movimiento en la región interamericana, los números del raiderismo de USCA eran muy superiores a la media regional.

            Los cambios en los semblantes de época son importantes porque hacen más atractivo el juego… jugamos a lo mismo de siempre, pero parece otra cosa porque lo que cambian son los relatos mientras que el mitema es el mismo. Estar atento a las tendencias juveniles en las series televisivas y el cine desde una mirada “aventurera” es una buena estrategia que todo dirigente debiera utilizar para complementar el pensar del qué-hacer en el raiderismo, no porque haya que abandonar postulados fundantes sino porque el acercamiento a los elementos de la cultura adolescente nos permite potenciar la propuesta. En algunos textos del Blog “Apuntad Alto!” he trabajado sobre el tema de las series y películas… retomemos alguno de ellos para pensar como enriquecer la perspectiva del crecimiento personal y la afirmación del sí mismo en la gesta heroica

Somos héroes…
            En los últimos 15 años se produjo un viraje en las series y películas destinada al público juvenil que marcan un nuevo género en continuo avance: las distopías adolescentes. Es muy difícil puntuar dónde comienza, pero la caída del muro de Berlín y los 90 alejan el temor a un futuro militar totalitario donde los comandos o aventureros (como  Han Solo de Stars Wars) deben salvar a la humanidad de dictadores que funcionan en espejo con el nazismo (incluso en su estética). En las distopías no desaparecen estos futuros sino que se le agregan nuevas posibilidades que representan preocupaciones de los jóvenes en la actualidad por el devenir de la humanidad: (1) La destrucción de la tierra por una catástrofe atómica (2) Un mundo futuro controlado por la tecnología y las corporaciones económicas.

            La serie Héroes nos muestra a un grupo de jóvenes de distintos estratos sociales, en cierto estado de marginación social que se unen a partir del poder singular de cada uno de ellos con el objeto de construir una sociedad alternativa… su misión salvar el mundo de la destrucción pero para ello primero deberán conocer y dominar sus poderes en un mundo alternante entre pasado y futuro donde la realidad se torna frágil mostrando  la debilidad propia del mundo adolescente. La condición para ser un héroe es descubrir su poder, enfrentarse con él, ponerlo a jugar con los otros en pos de la misión… cualquiera de los participantes podrían ser parte de una tropa raider: una chica adoptada, un amante de los cómics y su amigo que simplemente lo acompaña a todos lados, un hijo de una familia rica no querido por su madre, un pintor con problemas de sustancia; la serie muestra una variedad de la humanidad que está llamada al heroísmo en tanto y en cuanto acepten el llamado.

            En el texto me preguntaba ¿Acaso nuestras realidades no permiten la construcción de empresas donde cada chico descubra su “poder” y a partir de él  se articule con otros en una aventura? Pienso en mi ciudad y el enorme problema ecológico del Polo Petroquímico, el actual avance sobre los humedales, la problemática del uso de agroquímicos,  las problemáticas de salud, educación, generación de mercados alternativos… y la ausencia de los scouts en la participación de estos temas. Si se practica un escultismo autista – recreativo vaciado de su dimensión épica no puede dar lugar a lo que hoy se constituye como el gran desafío: dar lugar a la singularidad de cada uno de los chicos, entendiendo lo singular como lo mas propio, lo que no es igual a otra cosa… y esto lo encontramos en las Licencias de Competencia, a condición de pensarlas en función de los otros (como don).


             Si Héroes marcó un hito en el género distópico adolescente, en los últimos años podemos sumar otras series en las misma línea: “los 100” , “4400”, “Continuum” y en el cine una serie de películas cada vez más extensa: “Los juegos del hambre”, “Divergente”, “Maze Runner”, etc que nos orientan respecto a las preguntas que la juventud se realiza sobre el futuro y cuáles pueden ser los elementos de estos relatos que podemos retomar para la aventura del Raiderismo, sea para juegos como para las actividades orientadas al civismo… después de todo el propio Menu había escrito en la Revista Scouts (1949) que “Para ser Raider hay que saber aplicar las nuevas propuestas técnicas que nos ofrece el mundo actual y poder organizar y encauzar nuestros esfuerzos en proyectos que favorezcan a la mayor cantidad de gente”

domingo, febrero 07, 2016

Hacen falta alas...(primera parte)


En agradecimiento a la invitación que BP Scouts de Argentina me realizara, para participar del Campamento Nacional de Grupos.



Michel Menu pudo captar que en la posguerra el mundo había cambiado y la adolescencia como grupo social crecía exponencialmente gracias a la generalización de la escuela secundaria, exigiendo al escultismo repensar el cómo atender a la nueva realidad social que asomaba en un grupo de edad con características propias, que ya no eran niños pero tampoco adultos. El raiderismo se propone cubrir esa brecha tomando como eje el espíritu aventurero de los relatos de posguerra en un tiempo de reconstrucción europea, y casi sin darse cuenta introdujo la base identificatoria que la literatura juvenil ofrecía a los jóvenes que participaban cada semana de las aventuras de sus héroes y superhéroes (Súperman, Daredevil , el Capitán América y otros) que salvaban la humanidad luchando contra la amenaza del totalitarismo. La consecuencia no se hizo esperar y se produjo el aumento de la permanencia de la naciente adolescencia dentro en el escultismo. La aventura fue el medio privilegiado pero ella no estaba desgajada de la historia, el lema Salvar otorgaba una misión específica que tomando como modelo los raids de incursión en tiempo de guerra, reactualizaba la Buena Acción de acuerdo a las condiciones del naciente grupo etario: El servicio prolongado tal como era entendido en el roverismo desmotivaba a los adolescentes, pero un servicio planificado y corto vivido como aventura provocaba satisfacción e identidad de rama. Desde el comienzo del raiderismo podemos ubicar las dos grandes líneas que asumirá en los distintos momentos de la historia en nuestro país: (a) La aventura y vida en la naturaleza como actividad típica de los Raiders (b) El servicio corto como actividad cívica, modo específico de encarnar el lema Salvar. 

Si tomamos en cuenta el contexto mundial con la Revolución Cubana de 1959, las luchas para la liberación de Argelia respecto de Francia que se desarrollo entre 1954 y 1962, el temor al avance del comunismo y los procesos de emancipación que se desataban en distintas partes del mundo culminando en el conocido mayo Frances en 1968; podremos entender más fácilmente por qué se decidió en Francia suspender el Raiderismo para dar lugar a los Rangers cortando de cuajo sus posibilidades de adaptación a la época, sin renunciar a los principios fundantes… El Proyecto Raider no muere porque en Argentina ya existían las primeras tropas en la Unión Scouts Católicos Argentinos que lejos de desalentarlas, el Concilio Vaticano II permite reafirmarlas en su sentido quedando esto plasmado en el conocido texto “Raiderismo en marcha” donde el Salvar no se desgaja de la Aventura, sino que permanece articulado.

Las convulsiones de la década del 60 no hicieron mella en el raiderismo argentino que siguiendo las ideas de Menú reactualiza y reafirma su programa… si bien en la literatura se siguen sosteniendo las aventuras bélicas y el cómics acompaña el desarrollo de los derechos civiles en el mundo volcando la figura del superhéroe a la ciudad… es el tiempo de Flash, Arrow, Batman y las luchas que cada uno de ellos llevan a cabo a fin de que en su ciudad (palabras que funcionan como latiguillo tanto en el comic como en las series televisivas) exista justicia… época de supervillanos y democracia corrompida donde el superhéroe trabaja para que las cosas funcionen… salva su ciudad… En ese tiempo el raiderismo se propone como la aventura de conquistarse a sí mismo enfrentándose al mundo con generosidad, salvarse y salvar funcionan como una banda de moebius donde lo de adentro opera sobre el mundo y lo que hacemos en el mundo opera sobre el interior.

Las definiciones de la cartillas inspiradas en el revolucionario documento de los obispos católicos en Medellín no retroceden planteando un escultismo “descafeinado” sino que se ocupan en establecer claramente su posición con relación a los debates ideológicos de época: “el Raider debe conocer todos los problemas sociales y tendencias de nuestra época y debe ante ellas tomar actitudes que realmente nos comprometan ante las grandes ideologías de nuestros días como ser cosmovisión marxista o capitalismo del mundo; tendremos que adoptar una cosmovisión cristiana que integre en Cristo todos los valores humanos que puedan representar”. La articulación aventura – salvar se sostiene reemplazando las actividades orientadas a lo cívico por el servicio cristiano que se desprende de las empresas permitiendo que no se aborte un movimiento virtuoso que había puesto en diálogo lossemblantes de aventura y de aventurero de cada época, la conquista de sí mismo y la ciudadanía activa. Este proceso fue cortado por la dictadura militar argentina; más allá de que la publicación y circulación de “Raiderismo en marcha” estaba prohibida o desaconsejada el raiderismo sobrevivió y reactualizó su metodología en algunas oportunidades, pero la articulación aventura – salvar no salió indemne en un país donde desaparecieron 30.000 jóvenes en el que las Organizaciones Scouts debieron cerrar ramas o directamente desalentar actividades de servicio como forma de proteger a niños y jóvenes en los llamados “años de plomo”.

En el proceso que lleva a la Unidad de Scouts de Argentina el raiderismo y especialmente su lema “Salvar” fueron fuertemente cuestionados por quienes de la ex INSA – ASA participaban en las mesas de Programa (no me lo contaron, estuve allí). El cuestionamiento básico era su relación con el concepto de Salvación cristiano y el Mesianismo que se les proponía a los jóvenes aislándolos supuestamente de su realidad social. No se entendió (o no se quiso entender) que en la edad del adolescente el “salvar” señala una misión que permite la realización de un lazo social con otros más allá de si mismo, que era una de las formas de aventura relacionada con los fines que BP planteara para el movimiento donde la “ciudadanía activa” no implicaba un ciudadano que solo se porta bien, sino alguien que activamente trabaja en pos de un mundo mejor ¿ alguien se le ocurriría pensar que los valores propuestos por el escultismo son mesiánicos?

El “salvar” en un mismo movimiento constituye a una comunidad o grupo de adolescentes que elijen llevar adelante una“misión cívica” por formar parte de una comunidad de valores, y a los destinatarios de dicha misión “los que hay que salvar”. No implica mesianismo alguno sino simplemente adolescentes scouts que deciden aportar en este modo particular de servicio su grano de arena en función de quienes lo necesitan, donde a diferencia del roverismo (donde el servicio puede ser permanente) el servicio es focal para retirarse luego y seguir con el Gran Juego… por estructura cuando uno salva a su vez es salvado en tanto cumple con el ideal y los valores a los cuales se comprometió, a algo de eso solemos llamarlo “mística” más allá si los signos son cristianos o no…

viernes, febrero 05, 2016

Dilemas ideológicos en la Organización Scout: Hermandad vrs. ONG


La Hermandad

                En una definición amplia podría entenderse que la “Hermandad” se caracteriza por relaciones de afecto y solidaridad que existe en un grupo de personas, siendo la amistad aquello que permite soportar y alojar la diferencia entre ellas. Se constituye de diversa manera… a veces con los pibes del barrio, compañeros de aventura de todos los días; otras a partir de una actividad deportiva o escolar donde el grupo empieza a incidir de manera importante en la vida de las personas y sus relaciones. El concepto de Hermandad implica proximidad entendiendo a esta última como “simpatía”, aquello que más allá de la distancia nos permite “resonar con otros”.  En las hermandades  la  institucionalización es mínima  lo que implica escasa estructura formal y un predominio de los ritos mínimos que instituyen infancia, valores, camaradería.

                En la hermandad nos encontramos en el mundo de las políticas en plural, que se diferencia de La Política en singular. Las políticas en virtud de la proximidad se generan por simpatía, que es lo que permite resonar con el otro, aquello que le sucede, lo que necesita, esto último a veces desde una perspectiva organizacional provoca espanto ya que si un miembro de la fratría tiene algún problema personal la colecta o utilización de fondos que se juntaban para otra cosa suele cambiar su destino hacia la ayuda de quien está en ese mal momento, algo que sucede en virtud de lo “familiar”.

                El lado siniestro de la hermandad se resume en la historia de Abel y Caín… de la misma manera que el amor da cohesión a la fratría los vínculos entre los hermanos pueden virar hacia el odio y el deseo fratricida y es allí donde encontramos el impulso a desterrar a quien siendo familiar se vuelve extraño para el grupo.  Una de las variantes siniestras que brindan cohesión a una fratría es la construcción de un enemigo o rival externo que en tanto más imaginario más efectos persecutorios genera otorgando mayor cohesión al grupo. Si el “enemigo” es el distrito que quiere “perjudicar” al grupo  a partir de normativas, o la comunidad patrocinarte que solo quiere usar a los jóvenes… o el grupo de padres, etc. la estructura paranoica está armada impidiéndole a la fratría pensar qué es lo que está pasando ¿para qué si ya tienen una certeza como respuesta? el Otro es malo y quiere hacernos daño

                Es común observar en la fratría la más variada gama de pasiones, desde aquel disfrute incomprensible por el observador externo como pueden ser los bailes y las largas ceremonias de cierre de campamento; hasta las reacciones más viscerales de enfrentamiento interpersonal entre sus miembros. En la fraternidad las “medias tintas” suelen ser complicadas, o se es parte de la misma o el destino es la segregacion y a veces se produce desde el un fundamentalismo que convierte al pacto (Ley scout) en un imperativo categórico cuyo resultado es la acusación y la segregación del otro para que la “turba” (sea el grupo o la asamblea)  se encienda y expíe sus propias responsabilidades y culpas en el acusado cuyo destino será el destierro o la expulsión.

No podemos dejar de tener en cuenta que generalmente las pasiones se encuentran reguladas con los beneficiarios y no se incluye a niños y jóvenes en los conflictos que del grupo de adultos; pero a veces las pasiones son dominantes y el dirigente no ocupa la posición esperada, haciendo participar a los jóvenes de la conflictiva interna del grupo (o externa, sea con el nivel asociativo que contiene al grupo, o con otros grupos de la comunidad).

Para finalizar algo que a todos seguramente habrá sucedido: la fratría en su máxima expresión positiva hace que una persona que se encuentra con otra y al presentarse como “scout” entre inmediatamente en simpatía y confianza… la “Hermandad Mundial” es ser parte de una comunidad que incluye y excede los límites del propio grupo.

La ONG

                En un primer momento la constitución de una ONG brinda anclaje legal a una forma necesaria especialmente cuando se trata de bienes de una comunidad.  El marco legal a su vez exige regular aquello que al momento del conflicto suele ser desregulada y excesiva, la conducta de los miembros de una comunidad al momento de ser atravesada por distintas pasiones. Podría resumirse que la ONG aporta: (1) Estabilidad en el manejo de los bienes de la comunidad y todo aquello que tiene que ver con lo económico, enmarcándolo y preservadolo (2) Que las relaciones humanas se encuentren atravesadas por un modo de organización que intente regular y dar marco legal a las interacciones y ejercicio del poder entre los miembros… Ustedes dirán ¡Pero es mucho más complejo! … la respuesta sencilla… en la constitución de una ONG se trata de un proceso de institucionalización mínimo que brinde estabilidad a las relaciones,  todo lo demás es un agregado que conviene estar advertido sobre sus orígenes y sobre sus consecuencias sobre las comunidades.

Si en las fraternidades se construyen las políticas en plural, en las Organizaciónes se tratará de  La Política como Universal,  por ende podría definirse como el espacio político ideológico por excelencia en tanto quienes ocupen los lugares de poder estatuidos decidirán sobre los Objetivos, Programas y la Formación que no son ni más ni menos que aquello que se repetirá insistentemente en el cuerpo asociativo, de “arriba hacia abajo”. De esta insistencia repetitiva  dependerá la alienación de los miembros que deben incorporar el discurso como propio, a la manera de Verdad Religiosa,  convirtiéndose ellos mismos en herramientas al generar nuevas repeticiones en otros. Podremos considerar sin equivocarnos que el común de los dirigentes en sus comunidades repetirá sábado a sábado, sin conciencia, la ideología institucional en juego y ante las preguntas a la “Organización” sobre por qué no funciona lo que hacen, la respuesta especializada siempre será "hace falta capacitarse más”. Y si se discute fundadamente el marco teórico-politico elegido (La educación en estos niveles asociativos siempre se sostiene en una teoría política determinada) el destino es la “segregación civilizada” que disimula las pasiones a partir del uso de las normas… por ejemplo “si no afilio a tal persona, no tiene derechos asociativos.

En las Organizaciones Grandes como los Scouts desde el segundo nivel en adelante (distrito- nación) se construye una realidad aparte donde todo puede suceder, con la desventaja de que al disminuir el potencial comunitario las acciones contra los otros pueden ser mas complicadas. Esta verdadera “Organización paralela” que surge como modo de Organización de los grupos asume cada vez mayor poder de coerción sobre los mismos produciendose el efecto de inversión de los fines, si la organización se funda para el servicio de los grupos sucede que los grupos terminan estando al servicio de la Organización produciéndose el malestar lógico en las distintas áreas.


En la próxima entrega, seguiremos abordando los dilemas ideologicos de las instituciones