sábado, noviembre 18, 2017

La independencia política como límite


            Nadie pone en duda que quienes participamos del movimiento scout en cualquiera de las asociaciones existentes tenemos ideas políticas diversas y opinamos a nombre propio – lo que quiere decir que las opiniones no son institucionales – articulando nuestro compromiso valorar con dichas ideas; esto a veces trae algunas complicaciones entre los que se definen como “apolíticos” y entienden que se esta “politizando” el movimiento y quienes definen claramente que “política” no implica partidismo y que es una de las formas de analizar la realidad y la parte que a cada uno nos toca en la construcción de la misma.

            Estamos acostumbrados a las historias de los primeros tiempos donde nos cuentan cuando el movimiento scout dejó de lado la independencia política (partidaria) para conformarse asociaciones que obedecían los mandatos de los gobiernos de turno. .En el siglo XXI estamos en otros tiempos y la necesaria independencia del movimiento scout no se reduce a la vinculación directa con un gobierno sino que se amplía a la independencia respecto de las corporaciones economicas. ¿Estamos haciendo escultismo o somos parte de un aparato corporativo o de gobierno tergiversando los fines? La independencia política es un límite que nos localiza; el territorio de lo No Gubernamental es diferente al de lo Gubernamental y nos orienta para definir cuándo el movimiento se comporta como parte de los Aparatos Ideológicos del Estado de cuándo mantiene la necesaria independencia.

            Esta nota surge por la publicidad del convenio de "Mentoria" que SdeA firmara con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, dada las implicancias políticas para todos los scouts por el tenor del mismo.

Todo convenio tiene un contexto

            En la Argentina de 2017 nos encontramos con un gobierno conservador – neoliberal que avanza sobre distintos derechos de la población en todas las materias: laboral, económica, sanitaria, social, de expresión. A su vez el gobierno y su gabinete ha sido señalado en repetidas ocasiones en toda cuenta de paraíso fiscal existente en el mundo (Panamá, Paradise) siendo el único país donde esto no tuvo consecuencias para los funcionarios; las denuncias de corrupción exceden la de cualquier otro gobierno que recuerde, lo mismo que las de negociaciones de los funcionarios a favor de sus propias empresas. Habrá quienes estén de acuerdo con el neoliberalismo y quienes no,  pero en lo concreto entre otras cosas tenemos un proceso cuyo resultado parcial es el siguiente:

·         Enorme y creciente pérdida de puestos de trabajo en el sector privado y público con creciente aumento del desempleo

·         Aumento sideral de las tarifas de los servicios públicos (luz, agua, gas) y elevadísima inflación con una pérdida programada del poder adquisitivo de quienes trabajan, lo que se traslada en aumento de la indigencia y la pobreza.

·         Recorte presupuestario y la subejecución de las partidas destinadas a la atención de la población en riesgo lo que implica levantamiento de programas de asistencia social y sanitaria (por ejemplo en estos días están echando talleristas de los proyectos como el “envión”, tutores de  niños en riesgo, etc)

·         Recorte del gasto público general y del Anses en particular, con la avanzada hacia una reforma de la Ley de salud mental, el quite de pensiones por discapacidad, la reducción de gastos para la atención del discapacitado acorde a los parámetros OMMS que hasta el momento se respetaban, lo que incidirá en la limitación o eliminación de prácticas como Acompañantes Terapeuticos, Terapistas Ocupacionales, Talleristas (arteterapia), Fonoaudiólogos etc incidiendo a su vez en las políticas de inclusión laboral y escolar (todas las organizaciones profesionales vinculadas a la salud mental en este momento están movilizadas para evitar el decreto que no es ni mas ni menos que la perdida de la dignidad de la discapacidad mental).

·         La propuesta de un cambio educativo acorde a las necesidades de las Corporaciones a través de sus Fundaciones (a las cuales el Estado les paga por sus servicios) y en función de sus intereses particulares tanto para el “lavado de cara” (empresas vinculadas al lavado de dinero, fuga de divisas, trata de personas, explotación laboral, reducción a la servidumbre, etc) como para futuros beneficios con pasantías gratuitas en sus empresas que reemplazan puestos de trabajo. Esta Alianza del Gobierno con las Fundaciones viene a ocupar el lugar histórico de la relación del Estado con las Universidades y sus Equipos de Investigación ¿hace falta aclarar la diferencia?

            Todos estos cambios están realizados por un partido político “nuevo” que por sus características no tiene militancia que trabaje en los barrios. El neoliberalismo conservador se ha vendido como un “partido político de los apolíticos” lo que en su negación marca claramente su política individualista y por esas razón no tiene convocatoria ni militantes que pongan el cuerpo porque lo que hay es ausencia de Ideal que incluya al otro... solo  mercancia y negocios. El resto de los partidos políticos tiene presencia en la comunidad y voluntarios trabajando en los barrios, colaborando con los sectores marginales de diversa manera y por supuesto haciendo política partidaria a partir de sus acciones lo que no implica la compra de ningún voto (ese es un prejuicio social que se ha querido instalar y parece que funcionó). El partido gobernante tiene una serie de Fundaciones Aliadas pero no tiene los voluntarios “apolíticos” que pongan en marcha su política como lo hacen los militantes de otros partidos… a fuerza de buena voluntad y gratis.

            Veamos algunas de las fundaciones vinculadas al “cambio educativo” que pretende el partido gobernante, y algunos de sus “sponsors”:

Junior Achievement (AT & T – Strathmore Paper Co.): Entidad internacional que diseña programas educativos para niños y jóvenes (5 a 21 años) que son considerados creadores de “un proyecto profundamente reaccionario en términos filosóficos, ideológicos y teóricos”[1] El pedagogo Pablo Imen realiza un profundo análisis de los presupuestos de dicha entidad[2]. La primera vez que fueron llamados en Argentina a trabajar junto al gobierno fue con Carlos Menem. En Argentina su primer presidente fue el Jefe de Asesores del Ministro Martínez de Hoz (dictadura militar), otro de sus Presidentes fue Cristiano Ratazzi y actualmente Patricio Greco el Vicepresidente de Cono Sur de S.C. La empresa Johnson entre otras cosas en EEUU enfrenta varias demandas por  cáncer a personas que consumieron sus productos a las que se le habria ocultado la informacion del riesgo de forma deliberada.

“El modelo de Junior Achievement expresa un proyecto profundamente reaccionario en términos filosóficos, ideológicos y teóricos; inaceptable desde el punto de vista pedagógico e insostenible en una perspectiva ética... para JA, los procesos productivos ‘surgen de la nada’, las relaciones opresivas en el mundo son contratos que expresan voluntades libres, y la dinámica del ‘libre mercado’ es una realidad inexorable, legítima y deseable... además de naturalizar el orden capitalista, deja entrever valores ligados con el egoísmo que exaltan el interés individual en detrimento de un proyecto colectivo”, concluye Imen[3]

Conciencia: Fundación patrocinada por la embajada americana, Shell, Bayer, HSBC, Massalin Particulares. Dirigida por Magdalena Lacroze Sánchez Elías hermana del subsecretario de coordinación educativa del Ministerio de Educación[4], hija de un conocido miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Rural que concentra los negocios del grupo Lacroze. La gobernadora Vidal fue denunciada por Suteba al traspasarle a dicha fundación aspectos esenciales de la educación en la provincia como la infraestructura habilitándolos a su vez a dar cursos en las escuelas. Tambien trabajan en conjunto con los tabacaleros (que los financian) que tienen más de 1400 denuncias por trata de personas (explotación infantil). Según Protectora, organización de defensa del consumidor, se calcula que las tabacaleras se ahorran casi 1200 millones de dólares al año gracias a la explotación de niños, razón por la cual la Organización Mundial de la Salud desaconseja las alianzas entre asociaciones como Conciencia  y las empresas del sector y propone “en la medida de lo posible reglamentar las actividades que la industria tabacalera describe como ‘socialmente responsables’”, porque desconfía del sector. Dice al respecto: “La industria lleva a cabo estas actividades para alejar su imagen de la naturaleza letal del producto que produce y vende, o para interferir en la aplicación de políticas de salud pública”.

Cimientos:
Miguel Blaquier (Ex LEDESMA) es su Presidente y sus principales sponsor la banca JP Morgan, el HSBC, Monsanto, la conocida Nidera denunciada por explotacion laboral. 
Esta fundación que generalmente se ha dedicado a otorgar becas escolares, ha sido elegida por el gobierno desplazando a las Universidades para efectuar el negocio de la “capacitación docente” en el programa de Tutorías (existente desde hace muchos años) y para el programa que pretende que los últimos 6 meses de escuela secundaria sean de trabajo en empresas (por supuesto no rentado)[5]. La fundación tiene sobre sí denuncias de manejo de “información sensible[6]” de alumnos de las escuelas

El convenio de SdeA

            El Ministerio de Desarrollo Social de la Nacion y las organizaciones nombradas anteriormente (Junior Achievement, Conciencia y Cimientos) junto con Scouts de Argentina seleccionaran, capacitarán y evaluaran inicialmente 400 MENTORES VOLUNTARIOS mayores de 18 años (Rovers – dirigentes – otros) que trabajarán durante 10 meses acompañando jóvenes entre 15 y 26 años en situación de vulnerabilidad social. A los mentores voluntarios se les realizará evaluación psicotécnica y se los capacitará en forma grupal (labor que realizarán las Organizaciones que fueron nombradas en primer lugar). La tarea que realizarían los mentores actualmente es llevada a cabo (de otra manera) por los Servicios Locales de atención a la infancia y programas como el Envión, los que están sufriendo recortes presupuestarios y despidos que darán lugar a este “trabajo voluntario” lo que muestra claramente cuáles son los objetivos del Gobierno Nacional:

·         Recortar el presupuesto para la atención de la infancia y juventud, despidiendo a su vez a gran parte del personal CAPACITADO POR SU FORMACION UNIVERSITARIA, quien posee las herramientas técnicas para  comprender en lo general la problemática del riesgo social y la marginalidad e intervenir en ella.

·         Reemplazar los puestos de trabajo con voluntarios sociales capacitándolos de acuerdo a los objetivos del gobierno y para eso es necesario gente con escasa capacitación para moldear la intervención de acuerdo a las bases del paradigma neoliberal (que no es un paradigma educativo, sino productivo) ya que difícilmente se encuentre personal técnico con formación universitaria que adhiera a este tipo de intervenciones.

·         Lograr adherencia de los voluntarios sociales a los objetivos del gobierno, al partido gobernante y a la concepción política del mismo, haciéndose de una presencia territorial en los barrios que no tiene (el viejo método de Bernardino Rivadavia para cambiar los paradigmas educativos; con variaciones años después surgió el método de Rosa de Luxemburgo pero para construir militantes)

            Cualquier persona que haya trabajado con poblaciones vulnerables sabe que el tiempo que insume no es un encuentro al mes y una llamada telefónica por semana… eso no ocurre siquiera con las personas que no están en vulnerabilidad social, por lo que el tiempo requerido para la tarea es mucho mayor del planteado y si se les suma las capacitaciones  y supervisiones se entiende por qué este tipo de tarea es rentada. El trabajo de forma inicial sería llevado a cabo por 10 meses y el convenio prevee multiplicar (nacionalizar) el programa.

            El convenio rompe claramente la línea divisoria entre trabajar con un gobierno y trabajar para un gobierno desvirtuando los objetivos del movimiento scout en su especificidad. Los miembros de Scouts de Argentina en su pluralidad política tienen derecho a saber con qué Organizaciones la asociación a la que pertenecen entró en alianza y por qué la Organización realizó este convenio que pone en jaque no solo la independencia política sino el prestigio social ubicandola en el centro de un conflicto social que los Medios de Comunicación ocultan pero que es real y está sucediendo ahora, donde los “voluntarios sociales” van a reemplazar el trabajo reentado de personas capacitadas que en la actualidad trabajan con estas poblaciones.

            Porque la historia siempre es pasado, estamos acostumbrados a creer que solo con dictaduras comunistas o fascistas el movimiento scout es utilizado para otros fines… bienvenidos al siglo XXI, en nuestra época eso ya no es exclusivo de gobiernos rojos o negros, por eso las ONG independientes aclaran que su independencia es respecto de los gobiernos y las corporaciones (justo los dos puntos que claramente el convenio se saltea). También en nuestra época desde hace unos 15 años, determinados intereses sectoriales fundan ONGs que obedecen a intereses del Departamento de Estado Norteamericano (que las financia incluso con fondos del Congreso que son públicos), a intereses de Partidos Políticos (el escándalo de la Vicepresidente que todo el mundo ha olvidado, con los bolsos de dinero para la fundación SUMA), a los intereses del neoliberalismo y la derecha (como el caso de las primeras fundaciones nombradas) que de acuerdo a como venga la mano presionan a los gobiernos, o lucran con ellos.

            Mi posición política es clara para quienes me conocen. También es claro (y esto es demostrable porque ocupe cargos institucionales donde tuve acceso a presentar proyectos en función del gobierno que me simpatizaba) que nunca se me ocurriría embarcar a la Organización en la que me encuentre en un convenio que implicara trabajar para un gobierno porque no corresponde al movimiento y porque de la misma manera que existen pluralidad de creencias religiosas existe pluralidad político-partidaria que tiene que ser respetada a no ser que se asuma que la organización es parte del partido gobernante.

            Hay mucha tela para cortar… trate de ser lo mas breve posible en un tema que de por si es complejo. Para finalizar, las asociaciones no son las cúpulas sino los grupos… este tipo de Convenio funciona sólo si los grupos adhieren a ello… y nadie puede obligarlos.


miércoles, noviembre 15, 2017

La Educación Popular y el escultismo




            Difícilmente podamos encontrar una definición común de lo que entendemos por “Educación Popular” en tanto la conceptualización de lo popular siempre está en tensión con distintas interpretaciones y contextos sociopolíticos. Marco Raúl Mejía y Myriam Awad nos brindan una definición que seguramente podrá sernos muy útil, dada su amplitud: “La especificidad de la educación popular radica en ser una intervención intencionada con instrumentos dentro del mundo del saber y el conocimiento, que busca el emponderamiento de sujetos y grupos excluídos -segregados, desiguales- quienes, en el proceso, se constituyen en actores sociales que transforman su realidad de forma organizada”.

            Cualquier grupo scout o dirigente scout que trabaja con niños y jóvenes cuyos derechos se encuentran vulnerados por razones políticas, económicas o sociales se encuentra que la propuesta del movimiento (sin importar de qué asociación se forme parte, si es que están en alguna de las existentes) por diversos motivos que hacen a la historia misma del movimiento, parte de una concepción de niñez que si bien no la encontramos fácilmente en los sectores medios, menos se encuentra presente en sectores donde la exclusión y la segregación son el pan de cada día. Al déficit de lo simbólico y los excesos de la marginalidad, se agregan muchas veces la exclusión de lo propio de la cultura ancestral de poblaciones que han migrado y se han establecido en distintos lugares del país donde lo particular en vez de ser capital simbólico del cual servirse, se negativiza en tanto “la sociedad” exige sea desechado.

            Aquí nos encontramos con la primera pregunta que un grupo scout o un dirigente debe realizarse: ¿Es función del escultismo la adaptación del sujeto al modelo social impuesto donde el destino de los niños y jóvenes ya está pre-determinado por sus derechos vulnerados? ¿Es función del escultismo la formación de un ciudadano pasivo que a la manera de “Rovers de Gilcaft” desaliente las prácticas que apuntan a la promoción de los derechos como los partidos políticos, los gremios y los clubes por considerarla “peligrosa” (lean el texto de referencia).

            Si Ud. piensa que la función del escultismo es adaptativa al modelo social donde se naturaliza la pérdida o ausencia de derechos y a su vez piensa que las prácticas vecinales, gremiales y políticas son peligrosas lo mejor que puede hacer es dejar de leer este artículo y buscar alguna otra lectura sobre los scouts, o un buen libro que pueda servirle … una serie puede ser una muy buena opción.

            Si Ud considera que es imposible pensar que la función del escultismo en el campo popular pueda realizarse de una buena manera si no cuestionamos el orden social dominante, los modelos educativos con los que ha “evolucionado” el escultismo; si no buscamos contribuir a la construcción y fortalecimiento de los sectores segregados y excluidos con el objeto de que ellos mismos puedan convertirse en actores sociales que produzcan cambios… si es así cómo piensa… lo invito a seguir leyendo no para que acuerde por completo con lo que escribo, sino para que aunque sea el texto le sirva para pensar “para mí esto no es así, es de otra manera”.

El grupo scout, primera torsión: de la frontera a la vecindad

                Uno de los aportes de la modernidad fue la compartimentación de la vida. De niños cuando ingresamos en los procesos de institucionalización social que dependen del Estado, vamos naturalizando que en el aula se estudia, en el recreo se juega, en el taller se trabaja, en la iglesia se reza, en los scouts se acampa, en el partido político se hace política y así sucesivamente. Naturalizamos la frontera como aquello que señala dos o más órdenes de la vida diferentes donde si se está de un lado, no se está de otro. Es la lógica de los conjuntos (o sistemas) cerrados que se constituyen a partir de la negación de la relación existente con otros órdenes o conjuntos. En los scouts se practica escultismo: no se enseña contenidos como en la escuela, no tiene lugar la religión como en la iglesia, no tiene lugar el trabajo porque se juega, no se habla de política porque eso corresponde a los partidos, no se es parte del barrio o de la comunidad porque el grupo es como un seudótopo que emite la  institución que funciona como Ameba (metáfora que Freud utilizaría para referirse al narcisismo que no da lugar a lo otro fuera de uno mismo).

                Si la vida es trabajo, estudio, aventura, fe, cultura y otras cosas más el dispositivo moderno se ha ocupado de que cada uno de ellos se convierta de forma artificial en un conjunto cerrado claramente delimitado donde la herejía es que lo expulsado para afirmar el conjunto, reaparezca dentro del mismo… salvo una excepción…. Que quienes ejercen el poder disciplinario institucional determinen las excepciones mediante una acción o  “programa específico” que puede ser pensado de esa manera en tanto se lo entiende como ajeno.  Si tomamos como referencia la Escuela (simplemente porque es más sencillo) es el docente - guardián de lo que entra – quien tiene la facultad de introducir la excepción por se autoriza desde su ámbito a incidir  en otro y no comprende si la respuesta es negativa;  es allí donde le pide a los padres que ayuden a los hijos con los deberes cuando es la escuela el espacio para aprender, o en una clase preparan un juego para enseñar contenidos cuando es el recreo el espacio para jugar, o trabajan en el aula haciendo un regalo para el día de la familia cuando es el taller donde se labora, o se habla de política (siempre de otras épocas) cuando corresponde en la currícula determinando cuál es la interpretación correcta de lo ocurrido cuando es el partido político el ámbito adecuado donde se expresan distintas interpretaciones.

                Es cierto que existen espacios distintivos, lo que no es cierto es que necesariamente exista una frontera entre unos y otros como se pretende desde una racionalidad poco racional. El concepto de vecindad es más adecuado para la experiencia humana en tanto no solo se supone que podríamos dividir la experiencia humana en distintos conjuntos, sino que entre ellos existen relaciones y que originariamente en la experiencia todos los ámbitos conviven. La vecindad es la relación originaria y desde allí se forma ese primer grupo prototípico que es la pandilla que se convertirá en patrulla. Primero es la comunidad y las relaciones de amistad, y a ella se le monta la institución ahora… cuando se “sube” en lo institucional la lejanía de la experiencia originaria es cada vez mayor o directamente inexistente ¿Qué sabe el Director de un Distrito si el papa de Pedro tiene trabajo o no? Entre estos conjuntos artificiales hay espacios de intersección donde sin perder su especificidad se establecen puntos en común con otros conjuntos y esto determina una serie de relaciones donde ya no es tan segura la función del gendarme que cuida la frontera en tanto  pasa a ser porosa y exige que sea alojada y trabajada en cada uno de los conjuntos; en nuestro caso en el grupo scout.

                Desde una perspectiva de Educación Popular no se trata de la lógica de la Ameba institucional donde los seudótopos cumplen una función colonizadora y civilizatoria. Lo que importa es cómo las plataformas institucionales entran en  relaciones de vecindad y mutua determinación en una comunidad o grupo determinado. De esta manera el escultismo podrá ser entendido (1) como un espacio adecuado de construcción de lo popular o (2) como un Aparato Ideológico de control social al servicio del coloniaje que moldea sujetos con teorías cognitivas donde se eliminan las historias personales, comunitarias los lazos con sus comunidades que merezcan la pena tener en cuenta o promover  siendo el objetivo no enunciado el mantenimiento de las estructuras sociales productoras de la alienación, la negación de lo particular, y la consolidación de la opresión de sectores políticos y sociales reforzada a partir del nuevo orden disciplinador: el aparato mediático transnacional (12 empresas manean la comunicación mundial) que indican a nuestros niños y jóvenes no solo qué pensar de la realidad, sino qué desear, a quién segregar y qué consumir.


                Que el movimiento scout sea independiente no lo convierte en apolítico, Klaus Tegeder (Presidente de WFIS)  en un reportaje que hize y fue publicado en la Roca decía Que también sean libres de todo tipo de opresión, ya sea política, religiosa, o cualquier otro tipo de interferencia. Los niños  y jóvenes deben incorporan conocimiento en sus mentes, y no convertirse en soldados de juguete, tienen que estar preparados para el mundo que se avecina: porque hay otra forma de esclavitud moderna impuesta por la omnipresencia de los medios sociales, los niños están  aislados e híper conectados a un mundo  virtual. En mi opinión, el Movimiento Scout ofrece una oportunidad única para la socialización que hoy en día es más relevante que hace 100 años. Este debe ser nuestro principal trabajo como Scouts, nuestra contribución a la sociedad. Estos fundamentos son importantes” Esto pone en clara sintonía el Escultismo Independiente con aquellos que asumimos como necesaria la transversalidad de la Educación Popular en cualquiera de las asociaciones porque apostamos a erradicar la “Teología de la resignación” en tanto estamos convencidos que la construcción de un mundo mejor es imposible de realizar si los segregados y excluidos no se transforman en actores sociales.

lunes, noviembre 06, 2017

Stranger Things y la pequeña patrulla






            “Algo se acerca. Algo sediento de sangre.
 Una sombra se levanta en el muro a tus espaldas,
 engulléndote en la oscuridad. Ya casi está aquí.”
Mike en Stranger Things, 1er cap. Temp.1

            ¿Por dónde empezar a escribir sobre esta maravillosa y extraña serie que lleva dos temporadas y ha atrapado público de distintas edades?

            He visto y hemos compartido algunos capítulos con mis hijos que también se sintieron atraídos por la trama y la “devoraron” rápidamente. ¿Qué hilos tocaron los mellizos Matt y Ross Duffer al momento de crearla?

            Estamos acostumbrados a repetir las frases de BP donde afirma que los patios y los callejones pueden convertirse en el escenario del juego donde los muchachos darán vida a los corsarios, y la serie nos muestra de forma maravillosa que los juegos no sólo son la aventuras de nuestros sueños más bellos sino también de nuestras pesadillas, y nos ayudan a exorcizarlas.

            ¿Cómo comienza?... un grupo de púberes del pueblo de Hawkins juegan a “calabozos y dragones” en el sótano de una casa. Will realiza una jugada contra un Demogorgon (demonio del juego) justo en el momento que la madre del dueño de casa corta el juego. Era tarde y como es un pueblo tranquilo, vuelven en bicicleta a cada una de las casas. Una figura horrorosa se cruza en el camino de Will quien cae de su bicicleta y comienza a correr para desaparecer sin dejar más rastro que su bici a la vera de la ruta… comienza la historia de la búsqueda de Will donde el pueblo poco a poco se va convirtiendo de un lugar familiar a uno cada vez más extraño donde sucederán cosas… La serie jugará con dos planos: el del mundo puberal de la pequeña pandilla convertida en patrulla y el mundo de los adultos; el pueblo de la realidad y “el otro lado “- dimensión alterna en referencia directa al “valle de las sombras”-

            La pandilla conformada por Mike, Will, Dustin y Lucas nos muestra el mundo preadolescente de forma maravillosa. Sobre el mapa de Hawkins ellos han trazado su propio mapa renombrando las calles con los nombres de “El Hobbit” constituyéndose en una clave secreta que utilizarán para informar su localización y hacia dónde dirigirse para los encuentros. Los Walkie Talkie serán su medio de comunicación principal donde se pondrán en contacto e informarán sobre las distintas situaciones - también en clave que sólo puede ser entendida por ellos-. Como todo grupo tienen sus reglas de amistad y camaradería: el que empieza la pelea pide perdón y la renovación de la amistad se sella con un apretón de manos, los amigos no mienten, cuando se realiza un trato con un escupitajo en la mano éste debe ser cumplido.

            Un párrafo aparte merece el tema de la inclusión de niñas dentro de la Pandilla, tanto en la primera como en la segunda temporada se vé que ésta no es una situación sencilla para los púberes en tanto la pandilla es cosa “para chicos” y el ingreso de una niña es vivido con cierta perturbación. En la primera temporada Once es producto de sospechas y acusaciones por parte de Dustin y Lucas mientras que MiKe comienza a descubrir el amor y por ello la protege pero también reacciona de forma ambivalente, poco amistosa. En la segunda temporada con Maxine (Max) va a suceder algo similar aunque ella entra de manera distinta en tanto es primera en uno de los videojuegos, maneja el skate con una soltura envidiable para el grupo y es una chica ruda. Si Once representa de alguna manera el enigma de la femineidad (aunque su aspecto inicial es andrógino) Max representará una identificación “viril” en tanto la pandilla la toma como competidora en su mismo campo. En los dos casos el grupo de preadolescentes tiene dificultades para la inclusión de las chicas, y la vía de amor es la puerta de entrada. También observamos en la serie cómo se presenta la adolescencia (los hermanos mayores) y la escuela, en un mundo donde las relaciones entre los sexos comienzan  a estructurarse a partir de  estereotipos a la hora del amor.

Apertura y cierre de lo siniestro.

            Como en el ajedrez, siempre tenemos un movimiento de apertura y uno de cierre… en el medio el desarrollo del juego. Estos dos momentos en la primera temporada se localizaran en el juego de rol que dura casualmente tantas horas como la suma de los capítulos de la serie. El comienzo lo ubicamos en la jugada donde Will se sacrifica por el grupo ante un demogorgón y al volver a su casa desaparece para dar lugar a la primer temporada, en el final de la serie nuevamente juegan pero en esta ocasión ganan aunque Will se siente descompuesto y se dirige al baño para vomitar un gusano mostrando que el cierre no es el final, sino un nuevo movimiento de apertura hacia la segunda temporada donde ese gusano tendrá un gran protagonismo.

Personajes adultos y adolescentes

            Tres adultos nos llamarán especialmente la atención por la posición que ocupan cada uno de ellos en la serie, de ellos podemos señalar algunas enseñanzas:

·         El profesor de Ciencias Scott. Apoya a los muchachos en sus investigaciones y proyectos no solo alentándolos y brindando o sugiriendo material de lectua, sino poniéndose a su disposición incluso por la noche cuando se encuentra en su casa junto a una chica. El profesor Scott incluso les facilita un caro equipo de radio de la escuela con el que la pandilla logra establecer comunicación con Will

·         La mamá de Will. Con una actuación realmente espectacular de Winona Ryder, ella nos muestra que ante la certeza de que su hijo se encontraría vivo y aunque parezca una locura, no escatima recursos para intentar codificar lo que ella entiende como intentos de comunicación de su hijo a través de las luces. No solo toma en cuenta los indicios lumínicos sino que se ocupa de desarrollar y ofrecer un sistema de decodificación / codificación para poder comunicarse con Will. Ella y el comisario del pueblo son los que finalmente rescatan a Will en la primer temporada (no nos referiremos a la segunda para no “spoilear”)

·         El jefe de Policía Hooper. Fue quien dirigió la búsqueda de Will y aunque estuvo tentado a abandonar la investigación, a través de distintos indicios de que algo en toda la historia no cerraba, no cesó de buscar y finalmente pudo rescatar a Will junto con su madre, negociando el silencio de la comunidad y entregando a Cé.

·         Nancy y Johnatan. Los hermanos adolescentes de Mike y Will que a partir de la desaparición de una amiga (Barb) realizarán su propia investigación para ocupar un rol importante sobre los últimos capítulos de la serie.

.....

            La desaparición de Will impacta en el grupo, los adultos organizan distintas partidas de búsqueda pero no dejan participar a los muchachos, entonces ellos motivados por el sacrificio que su amigo había realizado en el juego y por sus códigos de grupo deciden hacer lo posible para encontrarlo. La aparición de Once (Cé), una extraña niña de pelo rapado que puede indicar que ha visto a Will aunque aún no maneja la comunicación de manera adecuada, introduce una perturbación en el grupo pero también una certeza: Will está y lo tienen los malos, quizás los mismos malos que tenían a Cé.

            Con el correr de los capítulos y alguna información del profesor Scott la pandilla puede entender la metáfora de Cé cuando toma el tablero del juego “calabozos y dragones” para darlo vuelta y ubicar a Will “del otro lado”. La idea de una dimensión paralela a la manera del “Valle de las Sombras” permite que el grupo pueda determinar que se produjo una ruptura y un portal que comunica ambos mundos, la realidad con “el otro lado” donde Will se encontraba escondido y que era imperativo rescatar antes de que el monstruo lo devore.

            La segunda temporada redoblará la apuesta complejizando el mundo del “otro lado” donde ya no se tratará de un monstruo suelto sino de una especie de virus necrótico que intentará tomar control sobre la realidad donde Will será tomado por una especie de araña gaseosa negra para utilizarlo como espía. Una imagen del Halloween con la pandilla disfrazada de los “cazafantasmas” nos permitirá pensar que nos encontramos con una verdadera patrulla de la cual los adultos podremos aprender sobre el mundo de los chicos y sobre nuestra posición en el juego.

            Mi hijo de 14 me contaba que en su whatsapp del grupo uno de los chicos comentó un final (falso) a la manera de Spoiler y uno de sus dirigentes le dijo que no haga eso porque recién estaba viendo el tercer capítulo de la serie. Para el que quiere ver, Stranger Things puede convertirse en un puente con los scouts y acercándose el tiempo del campamento podremos jugar a que la realidad del lugar de acampe se convierta en un lugar donde cosas extrañas sucedan, siendo una invitación para un buen juego donde los adultos puedan cuidar a los muchachos a la manera de Hooper y brindarles material para despertar sus inquietudes y creatividad como el profesor Scott.


            Posiblemente más adelante escribiré sobre la segunda temporada… pero quizás lo mejor sea invitarlos a verla apelando a la creatividad que todos poseen para poder convertir una serie en la base de una actividad scout donde todos puedan crecer.

martes, octubre 17, 2017

Sigmund Freud. Sobre la Psicología del Boy Scout



Extraño sentimiento le embarga a uno cuando en años tan avanzados de la vida se ve una vez más en el trance de tener que redactar una «composición» de idioma alemán para los scouts. No obstante, se obedece automáticamente, como aquel viejo soldado licenciado de filas que al oír la orden de «¡firmes!» no puede menos de llevar las manos a la faltriquera, dejando caer al suelo sus bártulos. Es curioso el buen grado con que acepto la tarea, cual si durante el último medio siglo nada importante hubiera cambiado. Sin embargo, he envejecido en este lapso; me encuentro a punto de llegar a sexagenario, y tanto las sensaciones de mi cuerpo como el espejo me muestran inequívocamente cuán considerable es la parte de mi llama vital que ya se ha consumido. Hace unos diez años aún podía tener instantes en que de pronto volvía a sentirme completamente joven. Cuando, ya barbicano y cargado con todo el peso de una existencia burguesa, caminaba por las calles de la ciudad natal podía suceder que me topara inesperadamente con uno u otro caballero anciano pero bien conservado, al que saludaba casi humildemente, reconociendo en él a un antiguo dirigente del grupo. Pero luego me detenía y, ensimismado, lo seguía con la mirada: ¿Realmente es él, o sólo alguien que se le asemeja a punto de confusión?

¡Cuán joven parece aún, y tú ya estás tan viejo! ¿Cuántos años podrá contar? ¿Es posible que estos hombres, que otrora representaron para nosotros a los adultos, sólo fuesen tan poco más viejos que nosotros? El presente quedaba entonces como oscurecido ante mis ojos, y los años de los doce a los dieciocho volvían a surgir de los recovecos de la memoria, con todos sus presentimientos y desvaríos, sus dolorosas trasmutaciones y sus éxitos jubilosos, con los primeros atisbos de culturas desaparecidas -un mundo que, para mí al menos, llegó a ser más tarde un insuperable medio de consuelo ante las luchas de la vida-; por fin, surgían también los primeros contactos con la naturaleza, y nuestros inapreciables servicios. Y yo creo recordar que durante toda esa época abrigué la vaga premonición de una tarea que al principio sólo se anunció calladamente, hasta que por fin la pude vestir, en mi investidura Rover, palabras de que en mi vida querría rendir un aporte a la humanidad.

Llegué, pues, a médico, o más propiamente a psicólogo, y pude crear una nueva disciplina psicológica -el denominado «psicoanálisis»- que hoy embarga la atención y suscita alabanzas y censuras de médicos e investigadores oriundos de los más lejanos países, aunque, desde luego, preocupa mucho menos a los de mi propia patria. Como psicoanalista, debo interesarme más por los procesos afectivos que por los intelectuales; más por la vida psíquica inconsciente que por la consciente. La emoción experimentada al encontrarme con mi antiguo dirigente del grupo scout me conmina a una primera confesión: no sé qué nos embargó más y qué fue más importante para nosotros: si la vida de campamento que nos exponía a superarnos o la preocupación con las personalidades de nuestros dirigentes. En todo caso, con éstos nos unía una corriente subterránea jamás interrumpida, y en muchos de nosotros el camino del escultismo sólo pudo pasar por las personas de los profesores: muchos quedaron detenidos en este camino y a unos pocos -¿por qué no confesarlo?- se les cerró así para siempre. Los cortejábamos o nos apartábamos de ellos; imaginábamos su probablemente inexistente simpatía o antipatía; estudiábamos sus caracteres y formábamos o deformábamos los nuestros, tomándolos como modelos. Despertaban nuestras más potentes rebeliones; atisbábamos sus más pequeñas debilidades y estábamos orgullosos de sus virtudes, de su sapiencia y su justicia. En el fondo, los amábamos entrañablemente cuando nos daban el menor motivo para ello; mas no sé si todos nuestros dirigentes lo advirtieron. Pero no es posible negar que teníamos una particularísima animosidad contra ellos, que bien puede haber sido incómoda para los afectados. Desde un principio tendíamos por igual al amor y al odio, a la crítica y a la veneración. El psicoanálisis llama «ambivalente» a esta propensión por las actitudes antagónicas; tampoco se ve en aprietos al tratar de demostrar el origen de semejante ambivalencia afectiva.

En efecto, nos ha enseñado que las actitudes afectivas frente a otras personas, actitudes tan importantes para la conducta ulterior del individuo, quedan establecidas en una época increíblemente temprana. Ya en los primeros seis años de la infancia el pequeño ser humano ha fijado de una vez por todas la forma y el tono afectivo de sus relaciones con los individuos del sexo propio y del opuesto; a partir de ese momento podrá desarrollarlas y orientarlas en distintos sentidos, pero ya no logrará abandonarlas. Las personas a las cuales se ha fijado de tal manera son sus padres y sus hermanos. Todos los hombres que haya de conocer posteriormente serán, para él, personajes sustitutivos de estos primeros objetos afectivos (quizá, junto a los padres, también los dirigentes scouts), y los ordenará en series que parten, todas, de las denominadas imágenes del padre, de la madre, de los hermanos, etc. Estas relaciones ulteriores asumen, pues, una especie de herencia afectiva, tropiezan con simpatías y antipatías en cuya producción escasamente han participado; todas las amistades y vinculaciones amorosas ulteriores son seleccionadas sobre la base de las huellas mnemicas que cada uno de aquellos modelos primitivos haya dejado.


Pero de todas las imágenes de la infancia, por lo general extinguidas ya en la memoria, ninguna tiene para el adolescente y para el hombre mayor importancia que la del padre. El imperio de lo orgánico ha impuesto a esta relación con el padre una ambivalencia afectiva cuya manifestación más impresionante quizá sea el mito griego del rey Edipo. El niño pequeño se ve obligado a amar y admirar a su padre, pues éste le parece el más fuerte, bondadoso y sabio de todos los seres; la propia figura de Dios no es sino una exaltación de esta imago paterna, tal como se da en la más precoz vida psíquica infantil. Pero muy pronto se manifiesta el cariz opuesto de tal relación afectiva. El padre también es identificado como el todopoderoso perturbador de la propia vida instintiva; se convierte en el modelo que no sólo se querría imitar, sino también destruir para ocupar su propia plaza. Las tendencias cariñosas y hostiles contra el padre subsisten juntas, muchas veces durante toda la vida, sin que la una logre superar a la otra. En esta simultaneidad de las antítesis reside la esencia de lo que denominamos «ambivalencia afectiva». En la segunda mitad de la infancia se prepara un cambio de esta relación con el padre, cambio cuya magnitud no es posible exagerar. El niño comienza a salir de su cuarto de juegos para contemplar el mundo real que lo rodea, y debe descubrir entonces cosas que minan la primitiva exaltación del padre y que facilitan el abandono de este primer personaje ideal. Comprueba que el padre ya no es el más poderoso, el más sabio y el más acaudalado de los seres; comienza a dejar de estar conforme con él; aprende a criticarle y a situarle en la escala social, y suele hacerle pagar muy cara la decepción que le produjera. Todas las esperanzas que ofrece la nueva generación -pero también todo lo condenable que presenta- se originan en este apartamiento del padre.

En esta fase evolutiva del joven hombre acaece su encuentro con los dirigentes scouts. Comprenderemos ahora la actitud que adoptamos ante nuestros dirigentes. Estos hombres, que ni siquiera eran todos padres de familia, se convirtieron para nosotros en sustitutos del padre. También es ésta la causa de que, por más jóvenes que fuesen, nos parecieran tan maduros, tan remotamente adultos. Nosotros les transferíamos el respeto y la veneración ante el omnisapiente padre de nuestros años infantiles, de manera que caíamos en tratarlos como a nuestros propios padres. Les ofrecíamos la ambivalencia que adquiriéramos en la vida familiar, y con ayuda de esta actitud luchábamos con ellos como habíamos luchado con nuestros padres carnales. Nuestra conducta frente a nuestros dirgientes no podría ser comprendida, ni tampoco justificada, sin considerar los años de la infancia y el hogar paterno. Pero como boy scouts también tuvimos otras experiencias no menos importantes con los sucesores de nuestros hermanos, es decir, con nuestros compañeros. Estas empero han de quedar para otra ocasión, pues el jubileo del escultismo orienta hacia los dirigentes la totalidad de nuestros pensamientos.  


(Texto Psicología del Colegial de S. Freud. En esta versión reemplaze las referencia a los Maestros por la de dirigentes, la escuela por el grupo, algunas actividades escolares por actividad scout)

lunes, octubre 02, 2017

Del "aprender haciendo" al "aprender hablando"

.
Imagen: de la web. Grupo Scout Andresito Guacurari

Behind-the-scenes

            Llevo muchos años trabajando en instituciones (no me refiero a las Scouts solamente) y siempre se repite la misma escena. Se le presta mayor atención a quienes menos necesitan de ella, y muchas veces se los promueve y expone socialmente como forma de mostrar los logros de la Organización (lo que es dudoso). Esto no es gratis para los “no promovidos” que viven en carne propia la diferencia de la preferencia.

            Y ahí vemos al “Scout Estrella” preso en una escena que inicialmente no elige, pero lo entusiasma por el reconocimiento que implica…¿qué encontramos detrás de la escena? Las sutilezas de los mecanismos reproductores del poder que en el “realismo scout” del cual nos hablaba Forestier en "Escultismo ruta de Libertad", encuentran alguna limitación  en tanto lo que importa es lo que se hace, mientras que en el escultismo parlamentario se potencia en tanto lo que importa es lo que se dice

            Detrás de la escena en la que aparece el “Scout Estrella” como representante o candidato a algo, nos encontramos años de trabajo donde el concepto de liderazgo ha sido reducido a los Guías de Patrulla sostenidos por los dirigentes, especialmente a aquellos que les provocan menos problemas para el trabajo por estar más “adaptados” socialmente gracias al acceso a la educación y la cultura. Aquellos para los que sí existen cursos, no como para los distintos cargos de Patrulla.

            Detrás de la escena del “Scout Estrella” encontramos años de aval de violencia Simbólica (aquella que se ejerce de manera indirecta por quien ocupa un lugar de dominación, siendo uno de sus instrumentos principales el uso del lenguaje) que los dirigentes han permitido a quienes “mejor hablan”, haciéndolos sentir a ellos –los dirigentes y los oradores - mejores líderes en tanto repiten un discurso donde no importa que se haga carne. Los primero son los responsables de las grandes conversaciones sobre los cerros de Úbeda, los valores, y el cambio, con escasa participación de los que “menos hablan” en tanto no cuentan con las mismas herramientas del lenguaje (por diferencia educativa, cultural, por ser concretos en su trabajo), alentando la reproducción del esquema social de poder y de clases, algo que cuando se trabaja sobre lo que se hace ocurre con menor frecuencia.

            Detrás de la escena del “Scout Estrella” el programa oculto de la organización enseña a niños y jóvenes que es mejor ser “representados” por alguien que “hable bien” aunque “no haga”, a ser representados por alguien que “haga, pero no hable bien”, esto se amplía especialmente en los sistemas de Foros que a diferencia de los Congresos y/o exposiciones de emprendimientos comunitarios, no tratan de acciones concretas sino de palabras. Es en el aprender – haciendo, en el hacer concreto, donde la potencia del Ideal se convierte en acto.

            Detrás de la escena del “Scout Estrella” se encuentra un escultismo vaciado de contenidos, de técnica, de experticia, de acción concreta en la transformación de la realidad social y comunitaria.

Representar por lo que se hace, o representar por lo que se dice

            Toda una tradición nos habla del escultismo como “escuela de liderazgo” pero ¿qué tipo de liderazgo ha prevalecido? ¿el basado en el acto o en la potencia? ¿El que produce cambios en la realidad o el produce eventos y medios de comunicación orientados a la “fraternidad”? ¿el de líderes burgueses de la clase “acomodada” o el de líderes en sus comunidades barriales, trabajos, iglesias, sindicatos, partidos políticos?

            Si nos fijamos en la época del esplendor de los gremios artesanales (Emile Durheim[1]) la representatividad articulaba el hacer y la palabra (no del todo imposible). En la modernidad y con el nacimiento del capitalismo se destruye el sistema artesanal, encontrando el germen de la dicotomía entre palabra y acto.

            En el acto encontramos la base de los futuros gremios de trabajadores –proletarios- generándose una hermandad entre personas por lo que hacen (aunque no piensen lo mismo). A partir del hablar surgirán los partidos políticos generando hermandad entre las personas por lo que piensan y no por lo que hacen, de allí que el Escultismo Parlamentarista siempre ha sido burgués y hoy es  parte de la política neoliberal en tanto  en su teoría y práctica se produce el choque ideológico que pretende hegemonía, quizás por eso a lo largo de la historia (al menos en argentina) los grupos de niños pobres que se iban empoderando pertenecían generalmente a la USCA y no la INSA, como en la actualidad sucede con una parte importante del escultismo independiente que funciona en zonas humildes. Un Escultismo Realista al basarse en las acciones concretas, distintas en cada comunidad permite construir lo que se denomina “equivalenciales”[2] atravesando (sin negarlas) cuestiones ideológicas generales y de clase. Importa lo que hagan, pero también lo que digan… Importa qué impacto concreto genere la articulación entre hacer y el decir.

            Como he señalado hace mucho tiempo Baden Powell crece y respira en el ambiente familiar la hermandad prerrafaelita y el  art & craft que pretendía –entre otras cosas- volver a unir el hacer y palabra, lo que podemos ver reflejado en la definición de “artes scouts” y  la construcción de la base del método conocido con el nombre de “Sistema de Patrullas”, influencias a veces poco estimadas por los lectores de escultismo que prefieren el relato de Brownsea o la aventuras militares de BP, a las bases de su pensamiento político – educativo. En el Sistema de Patrulla se trata de liderazgo compartido donde vale tanto un buen Guía como un buen Cocinero. Las relaciones son cara a cara y las decisiones son tomadas por la patrulla. La representatividad es “corta” en tanto el Guía representa la opinión de su Patrulla (un grupo de hasta 8 personas) en el Concejo de Guías… y no más. Lo mismo sucederá en todo el esquema grupal porque finalmente como siempre se ha dicho, el Consejo de grupo funciona como un Concejo de Patrulla. A medida que crece la representatividad – se hace mas “larga” o son más los representados- también lo hace la no – representatividad, en tanto existe menor posibilidad de consenso. Tomemos el ejemplo de un Distrito bajo la lógica de un representante de los jóvenes… ¿alguien puede afirmar realmente que represente la opinión de todos los jóvenes? ¿o representará la opinión de unos y de otros no? Si la elección se basa en el hablar ¿a qué jóvenes representará y a cuáles no?. De allí deviene que las lógicas institucionales para que puedan funcionar con la menor segregación posible, deben ser lo más cortas posibles.

            Una Gran Institución tiene como consecuencia una gran segregación en un mecanismo que repite esquemas de poder y que proyecta hacia el vértice del mismo a los que “mejor hablan” especialmente cuando se parlamenteriza el sistema. Las instituciones más “cortas” con grupos y distritos federados son más potentes para alojar la diferencia y hacer obstáculo a los mecanismos de reproducción de poder de las distintas hegemonías. Pueden producir consignas y encuentros más ligados al hacer y las realidades regionales, culturales y sociales, con menor posibilidad de segregación y mayor posibilidad de ayuda mutua.

            Recuerdo que cuando estaba en SdeA, posterior a mi paso por el ENP (Equipo Nacional de Programa) en el ENDI (Equipo Nacional de Desarrollo Institucional) propusimos y diseñamos junto a Alejandro Fosatti (quien era el Director) un encuentro donde los Rovers mostraran los proyectos que habían realizado, una gran feria que a su vez pasaría a conformar el armado de una biblioteca de proyectos para que otros Rovers pudiesen consultar. Habíamos diseñado en función de nuestras propias experiencias de trabajo con comunidades (no solo eran los títulos de psicólogo y sociólogo) los indicadores que medirían el impacto de las experiencias en distintas áreas. Este Proyecto fue desechado porque atentaba contra los Foros (que se trata de hablar y de elevar consideraciones a la Asamblea Nacional), luego algo de ello fue realizado en otra gestión pero con variaciones significativas… restando potencia. También  su momento había propuesto que el Foro terminase con un lema anual amplio al cual cada grupo, distrito y zona se abocaría a trabajar durante el siguiente año realizando al menos alguna actividad o proyecto dentro del “paraguas” del lema (lo que permitía reinventarlo en función de cada realidad) y luego, en la jornada previa al foro, se realizaría una feria donde cada participante mostraría en concreto en qué había trabajado durante el año sobre lo decidido en el Foro anterior… una clara articulación con el escultismo franco – belga (realista) donde si Ves la realidad, la Juzgas… tenes que actuar porque si no es puro “chamuyo” ( Definición: dícese en argentina de quien profiere palabras bonitas que el otro quiere escuchar ) . Demás está decir que esto no fue compatible con los Foros que estaban para cosas más importantes. No es casualidad el viraje de un escultismo juvenil que transforma el espacio de las comunidades, hacia un escultismo juvenil que mira su propio ombligo institucional, que se ocupa de los intríngulis de la Organización de soporte ¡para que el escultismo no sea ombliguista!

            Dos formas de entender el escultismo y la ciudadanía, dos proyectos institucionales… presentes en todas las instituciones scouts… por eso es bueno preguntarse no solo para qué educamos, sino para quienes…




[1] Emile Durkheim. “La división del trabajo social”
[2] Ernesto Laclau “La razón populista”