jueves, julio 20, 2017

Relatos Scouts Distópicos II. LA ABADÍA



Se abren las puertas del Monasterio y el Abad sale a recibir a los visitantes.

-          Abad. Buenos días ¿viajeros perdidos en la selva tucumana?
-          Sacha. Mas o menos. Un amigo común, el Bibliotecario, nos envió a Uds. por ayuda para regresar a Ciudad Centro.
-          Abad. Ahhhh ¿son Uds?... Pensé que una misión tan peligrosa sería llevada adelante por adultos y no por jóvenes. Bueno. Los llevaré a su lugar de alojamiento así pueden asearse y luego podremos cenar junto a los hermanos
-          Sacha. ¡Gracias!

            Se dirigieron a unas habitaciones destinadas a peregrinos que realizaban retiros espirituales. Eran sencillas pero con todas las comodidades necesarias. Luego de la ducha se recostaron y cayeron en un sueño profundo como hacía tiempo no ocurría. A eso de las 19 hrs el Abad los despertó y los acompañó al comedor, donde los monjes los esperaban

-          Abad. Bueno, mientras cenamos esperemos que nos cuenten sus aventuras
-          Mariah. Bueno, llegar hasta aquí realmente a sido un logro, ahora tenemos que ver como regresamos
-          Abad. Por eso no se preocupen. Los llevaremos al tren que sale de Ciudad-Sugar que va directo a Ciudad Soya, tarda muy poco tiempo pero habrá que esperar a mañana
-          Ruben. No sabía que existían monjes todavía, pensé que la religión ya no existía
-          Abad. Por suerte existe y existimos, casi logran destruirla con todos los medios de comunicación a favor y con la religión del EGO que se impuso a fines del siglo XX y el XXI, pero no lo han logrado. Pero la religión de la ciencia no todo puede da respuesta a todo, de hecho aquí debajo del Monasterio hay una imagen de la Virgen de la Dulce Espera que es visitada por personas que quieren ser padres o que han tenido problemas con los embarazos, y muchas veces encontramos cartas de agradecimiento donde cuentan cosas realmente milagrosas que nosotros como hombres de ciencia nos cuesta creer, aunque no desde la Fe. Todos los monjes del Monasterio son científicos. Cuenten su aventura, luego le responderemos sus preguntas.
-          Alina Bien, aquí les largo el rollo…

            Una hora y media contando las distintas peripecias ante el silencio de los monjes quienes escuchaban con atención cada uno de los detalles que contaba.

-          Abad. Creo que han dado con algo demasiado importante. Tendríamos que hacer un primer análisis en nuestro laboratorio. Si nos acompañan a la Iglesia…

            Al llegar a la Iglesia se dirigen hacia el lugar donde los monjes cambian sus ropas, y atraviesan una puerta que los conduce bajo la montaña donde  encuentran  una instalación científica gigantesca, con una cantidad de monjes-científicos  realmente importante.

-          Sacha ¿qué es este lugar?
-          Abad. El corazón de la resistencia biológica. Aquí investigamos y elaboramos posible soluciones a los modos de control sobre la vida y la muerte que ha desarrollado la Corporocracia, y Uds. tienen en sus manos una de las fórmulas secretas que provocan la muerte programada. 
-      Maximiliam. ¿Muerte Programada?
-          Abad. Toda sociedad tiene distintos modos de gestionar la vida y la muerte, si durante siglos  la guerra  provocaba millones de muertes, hubo un momento en que las guerras cesaron y al establecerse la Corporocracia la gestión de la vida y de la muerte pasó a ser parte del control biológico de las poblaciones.
-          Maximiliam. No entiendo
-          Abad. Despues lo conversamos, ahora vayamos a lo importate que es lo que Uds traen    Ingresaron a una sala donde unos monjes tomaron las imagen de la formula del Gen 34f y la introdujeron en una supercomputadora cuántica. Luego de unos minutos uno de los monjes se dirigió al Abad
-          Monje. Lo hemos encontrado. La traza del Gen 34F se encuentra en distintas proporciones en cada uno de los alimentos. Hemos cruzado los datos y se obtienen distintas relaciones de acuerdo al alimento que recibe cada sector social y tienen estricta co-relación con las mortalidades de cada sector.
-          Abad. Chicas y muchachos. Antes de prepararse para el regreso probarán un Mistella del Monasterio. Hoy es un día de triunfo para la resistencia.

No hay comentarios.: