domingo, julio 06, 2014

Historia Política de Scouts de Argentina.


                    

                    Luego de ser invitado a dar un “me gusta” a la página de uno de los candidatos a la Presidencia de Scouts de Argentina realizo un comentario en el Facebook: “Tamos mal…”, sin que ello significara un juicio de valor respecto de la persona que se presentaba sino una simple “ironía institucional”, ya que el candidato viene ocupando cargos asociativos nacionales en Scouts de Argentina desde que la institución existe y aún desde antes, en la ex Asociación Scouts Argentinos (o ex INSA). Ese comentario bastó para que automáticamente surgieran observaciones de algunos contactos del facebook y lo que más me llamó la atención, personas que no son contactos personales… ¡incluso apareció un “Me gusta” del candidato! que tampoco es contacto, lo que no dejó de sorprenderme.

                Cuando vemos humo detrás de una montaña podemos pensar distintas cosas: que hay un incendio, que alguien nos envía signos para comunicarse con nosotros, que están haciendo un asado… lo mismo ocurre con lo que leemos… es el INTERPRETE EL QUE OTORGA EL SENTIDO o la significación a lo que lee y desde allí realiza las interpretaciones. Si bien me encontré algunas preguntas  respetuosas a las que inmediatamente contesté diciendo “Historia política de Scouts de Argentina” y “hace falta gente joven”, también me encontré con posteos que decían que “descalificaba” al candidato o que escribía “desde el resentimiento”, “voluntad de esclavo” sugiriendome que me haga un “harakiri”. Sencillamente me pregunté ¿No ha cambiado nada en estos años?

                Quizás por eso se hace necesario hacer historia… porque Scouts de Argentina pareciera seguir funcionando con la misma lógica fundacional donde lo heterogéneo se convierte en negatividad y el otro en enemigo ubicándose, a partir de esto tenemos los que están del lado de la “verdad” y los que están "fuera de ella" ¿quiénes son los esclavos que trabajan para el Amo? 

                  Esta lógica - política propia del siglo XIX y del siglo XX lo único que ha logrado es aplastar la diferencia o segregar (en algunos casos autosegregar) a quienes están dispuestos a participar de lo común pero sin renunciar a su singularidad. El modo de funcionamiento es tan básico como mortífero: Ante lo que no “encaja” del otro es mucho más sencillo y placentero hacer una política basada en la rivalidad que en el respeto y el crecimiento a partir de la diferencia… ahora que estamos en pleno mundial en el fútbol lo podemos entender claramente: “Brasil decime que se siente, tener en tu casa a tu papá…”, “los tenemos de hijos”, agreguenle las bromas  y las distintas referencias (sexuales) que se les puedan ocurrir donde lo obsceno se muestra claramente ¡es que en la rivalidad las cosas sí encajan! ¡No hay que preguntarse nada sino simplemente dividir el mundo entre amigos /enemigos, triunfadores/ perdedores, los de “este lado” / los del “otro lado”!

                Esta forma de hacer política hace imposible construir un modo de lazo social estable y superador de las antinomias que a su vez aloje y respete las diferencias. Esta misma lógica ha segregado y autosegregado personas de “un lado” o de “otro” (porque siempre que hay un lado, los demás por definición están en el “otro” aunque no sea así)… y nunca es sin consecuencias. Pensar que no se traslada a los grupos y de allí a los chicos es como mínimo inocente.


                En próximos posts, si les interesa, avanzaré sobre una visión de la Historia Política de Scouts de Argentina… quizás puedan entender por qué desde mi punto de vista “tamos mal”. 


5 comentarios:

Daniel Gustavo Casal dijo...

Mirá, la verdad es que tenes razón en cada una de las cosas que decís.
Soy uno de los que siempre estuvo "del otro lado" y por eso me gané el ostracismo, y hasta el repudio, cuando no me callé al opinar (asombrosamente en un lugar que defendemos la libre opinión).
Si me preguntás si prefiero a alguien más joven que Daniel, si, obviamente, pero hoy, esperemos que mañana no, hoy es Daniel o Gerardo, y vos y yo sabemos quien es más "joven" de los dos, y quien encarna la definición de política interna asociativa que vos describís.
La reacción a tu comentario puede haber sido exagerada, pero creo que fue debido a una mal interpretación, pensá que quienes apoyan a este candidato vienen "sufriendo" la vieja forma de hacer política, y tu comentario, al no haber sido explicado como lo haces en este post, pareció venir de los "del otro lado".
Hoy todo es un Boca-River (sería una suerte si fuera Argentina-Brasil, mayor nivel de juego, y solo cada tanto). Los que venimos pidiendo un cambio nos encontramos con que las reglas del juego la ponen los que tienen la pelota..., la pelota, el silbato, la cancha y los arcos. Practicámente nos obligan a jugar con esas reglas o a autoexcluirnos como vos decís.
En lo personal creo que Daniel puede meter una cuña en este sistema perverso, si lo logra o no eso lo va a determinar el tiempo.
Lo que si sé es que la Asociación no confiaría, ni votaría, a un ignoto (mirame sino a mi).

Leonardo Dietz dijo...

He habilitado la moderación de comentarios, ya que pareciera que los inadaptados tampoco cambian

Leonardo Dietz dijo...

Daniel...creo que el ostracismo no tiene "lado"... vos fijate que según algunas opiniones yo estaría del "lado" contrario al tuyo ¡y estamos hermanados en el ostracismo!¿qué lado "segregó"? ¿un "lado" o el "otro"? ¿No segregan los dos "lados"?.

Es la lógica institucional que nos precede, la fundante, la que ubica un lado y otro, la que segrega, la que expulsa la diferencia sin alojar lo común... de eso creo que se trata y personalmente hasta el momento no me parece que alguno de los candidatos ofrezca algo superador... Personalmente no puedo elegir entre un candidato u otro... no estoy habilitado para hacerlo y no soy quien tiene que dar respuesta por qué no estoy habilitado para hacerlo.

Si este tema hoy me importa es simplemente por mis hijos que participan del movimiento, que son junto con un montón de pibes mas de los destinatarios del mismo.

Gracias por tu opinión.

Daniel Gustavo Casal dijo...

Un poco se parece, tu primer párrafo de el comentario anterior, a esa situación en el Conde de Montecristo, en que el protagonista termina preso por napoleonico y conoce al viejo que está preso por antinapoleonico.

Hasta el 29 de agosto se pueden presentar los candidatos que quieran, después de esa fecha habrá que elegir entre los que lo hayan hecho. Y si los que haya no te perecen superadores, habrá que elegir al que más lo sea.

Puede gustar o no vernos en esa situación, pero lejos, por acción u omisión, es lo que supimos merecernos, aún yo mismo que me postulé tres veces seguidas para Consejero puedo decir que no logré comunicar lo que quería.

Te felicito por tus posts, estemos de acuerdo o no siempre abren la cabeza.

Siempre Listo

Gorila Ateo dijo...

No comparto tu aspiración a la organicidad como visión politica. Creo que es lo que se intentó manteneniendo tantos años después de su fundación este modelo institucional tan poco federal: control y homogeneidad.